Comerciantes tras reducción del toque de queda: “Se terminaron los latigazos hacia nuestra economía”

  Actualidad

Comerciantes tras reducción del toque de queda: “Se terminaron los latigazos hacia nuestra economía”

Los comerciantes afectados por el toque de queda han sido escuchados. Las pérdidas monetarias por el toque de queda rondan los $ 70 millones 

Foto de Sistema Granas (9331778)
Protesta. El 9 de noviembre se congregaron los dueños de bares y discotecas afuera de la Gobernación del Guayas, para pedir la eliminación del toque de queda.JUAN FAUSTOS SANDOVAL

Los comerciantes afectados por el toque de queda han sido escuchados. Tras el pedido de los dueños de restaurantes, discotecas y bares de derogar el toque de queda, o al menos que esta medida sea efectiva a partir de las 00:00, el presidente Guillermo Lasso anunció desde la provincia de Esmeraldas la reducción del tiempo de toque de queda, que ahora comenzará desde las 23:00 hasta las 05:00.

La medida entró en vigencia el 9 de noviembre, con la finalidad de reactivar la economía de las tres provincias: Guayas, Esmeraldas y Santo Domingo.

Hemos podido hacernos escuchar y con esta nueva medida el golpe a este sector es menor para los comerciantes y sus empleados.

Vanessa Lam, vocera La Casa del Tomahawk
urdesaaaa 1

“Urdesa está condenada a vivir con los problemas viales”

Leer más

“Los restaurantes y negocios ligados al turismo podrán abrir hasta las 23:00. De esta manera queremos evitar un golpe a esta actividad tan importante como es el turismo”, manifestó Lasso.

Como contó EXPRESO en la edición del 9 de noviembre, los comerciantes han sufrido un gran golpe, pues sus ingresos habrían disminuido más del 50 % desde el inicio del estado de excepción, en el que también se implementó el toque de queda a partir de las 21:00, desde el 1 de noviembre.

Hemos perdido clientes, personal e ingresos en solo siete días. Que al menos comience más tarde el toque de queda sería un gran alivio.

Mariuxi Mena,dueña de El Rincón del Cerro

Horas antes del anuncio de presidente, varios dueños y trabajadores de centros nocturnos y bares se congregaron desde las 10:00 de ayer, 9 de noviembre, en el bar El Colonial, en la zona rosa, y marcharon hasta el edificio de la Gobernación del Guayas con cánticos y haciendo sonar bocinas para que se derogue el toque de queda a las 21:00.

Todos los marchantes coincidían en una cosa: están teniendo pérdidas enormes, situación que les recordó la desesperación y angustia que vivieron durante los meses más duros de la pandemia.

Aún hay negocios que no se recuperan del todo de la pandemia. Este decreto ha sido otra puñalada para ellos en sus procesos de recuperación económica.

Reneé Paredes, dueño de Cupidos Bar
Protesta

Dueños de centros nocturnos piden la eliminación del toque de queda

Leer más

Ahora con esta nueva medida, los comerciantes están de acuerdo en que han logrado un gran primer avance, pues consideran que esas dos horas extras que ahora tienen para atender podría significar un alivio temporal.

“(Trabajar) Dos horas más es un gran avance. Esperamos conseguir para la siguiente semana una hora más, pues esto ayudaría mucho a nuestros negocios... De ser necesario, nosotros armaremos más plantones, pues requerimos que nuestros trabajos puedan funcionar para dar de comer a nuestras familias”, opinó el presidente del Gremio de Centros Nocturnos del Guayas, Ernesto Vásquez.

Hemos trabajado a pérdida, ni siquiera para subsistir. Lo que nosotros hemos estado pidiendo es que nos permitan trabajar unas horas más.

Gina Montenegro, dueña de FritaBar

A él se suma Vanessa Lam, representante de La Casa del Tomahawk, y Fernan Pérez, gerente de Rincón Rústico, quienes dijeron estar felices con la medida, pues esto representa un gran alivio para sus ventas.

“Nos estábamos manejando con el 35 al 45 % menos de nuestra clientela. Ahora esto puede presentar una oportunidad de recuperar lo perdido esta semana”, señaló Pérez.

Estas dos horas más de trabajo nos sirven mucho para poder seguir trabajando. Esperamos conseguir una hora más la siguiente semana.

Ernesto Vásquez, dueño de la discoteca Nikita

Mientras que Lam dijo que tras los varios golpes sufridos por la amenaza por la variante ómicron, el paro de este año y ahora este toque de queda, siente con la decisión del presidente “se acabaron los latigazos a nuestra economía”, pues el último ha representado perdidas diarias de más del 50 % de su facturación.

Daniel Molina, gerente del restaurante Munchies, considera que aumentar las horas de trabajo es un gran paso, pero que esto solo será viable si la seguridad también se incrementa.

La mayoría hemos tenido que despedir personal, unos han perdido a la mitad de sus empleados porque no tienen cómo pagarles.

Manuel Bravo, dueño de Rincón del Sur

“Estos dos factores deben ir de la mano. Contar con más rondas policiales o aumentar la seguridad privada es necesario. Poder trabajar más tiempo es bueno, pero sin garantías de seguridad será lo mismo”, reflexionó.