Actualidad

Y para terminar de hundir a Guillermo Lasso, llegaron los apagones

La poca piedad que se tenía al presidente se desvanece con los cortes de luz.  El ministro Santos Alvite no hizo casi nada

APAGONES GUAYAQUIL
El 27 de octubre iniciaron los racionamiento de energía, que se prolongarían hasta diciembre.AMELIA ANDRADE

Algo de piedad sobrevivía en un sector de la opinión pública a la hora de evaluar el accidentado y fallido paso de Guillermo Lasso por el poder. Pues bien, ese poquito de piedad, que era quizá el único activo político de Lasso cuando faltan semanas para su salida del poder, se habrá desvanecido seguramente por culpa de los apagones para cuando aparezca esta nota.

FERNANDO SANTOS CORTES

Apagones Ecuador: Entre 07:00 y 18:00 habrá cortes de luz en el país

Leer más

(Lea también: Apagón Quito: El caos vehicular fue uno de los principales problemas en la capital)

No hay casi ninguna otra noticia que en los últimos años haya devastado tanto el ánimo colectivo de los ecuatorianos que la de saber que sus autoridades le han fallado tanto cuando se trataba de un tema que estaba anunciado desde ya casi un año.

Lasso en Perú
Mientras Lasso estaba en Perú por el aniversario de la paz, en Ecuador se venían los apagones.ARCHIVO EFE
Los cortes de luz en Guayaquil

Apagones Guayaquil: Aquí puedes revisar la hora de corte de luz en tu barrio

Leer más

Si el asesinato de Fernando Villavicencio sacudió el sentido colectivo con una sensación de dolor, indefensión e indignación, este hecho ha producido en la sociedad algo así como una rendición dolorosa y frustrante. Una rendición del ciudadano ante lo que significa tener autoridades que le fallaron en lo más concreto y básico: su provisión de energía eléctrica.

(Lea también: En Machala, los apagones generan malestar en conductores y comerciantes)

El desasosiego es obvio y se sintetiza en una pregunta que se hacen millones ¿cómo es que no se hizo nada ante algo que estaba anunciado desde hace casi un año? En realidad, las primeras noticias y versiones de que se venía un estiaje que iba a dejar sin la suficiente energía al país aparecieron en diciembre del 2022.

En febrero de este año ya hubo un pronunciamiento de la Senace que advertía a las eléctricas del país de que era necesario encontrar, hasta octubre, al menos 400 megavatios para cubrir las necesidades. Gonzalo Uquillas, gerente de Celec, también dijo lo mismo más o menos al mismo tiempo.

Diferentes localidades del país han enfrentado cortes de energía eléctrica.

Apagones Ecuador: Qué ciudades serán afectadas ante eventuales cortes de energía

Leer más

En verdad, el tiempo para tomar las decisiones era corto, pero ni siquiera hubo el intento de abordar el tema como requiere una circunstancia como ésta, es decir como un tema de Estado. Ni las autoridades del sector ni el presidente Guillermo Lasso asumieron la responsabilidad de formar un equipo de crisis que estuviera al mando de la situación y que tomara las decisiones del caso. Nada.

(Lea también: Los cortes de energía tomaron desprevenida a la población de Chimborazo)

Por mala información interna, por descuido o por negligencia, Lasso tomó decisiones como las de ir hasta Nueva York para asistir a un coctel del Banco de Guayaquil, pero no una que era clave para el país: articular una política de emergencia para evitar este colapso que estaba anunciado.

Hasta el impresentable de Jorge Glas inauguró su programa de radio con un programa en el que lanzaba las advertencias y apuntaba el dedo a las autoridades, cuando él había sido el pilar en la contratación de al menos ocho centrales hidroeléctricas que tuvieron graves fallas de ingeniería o de otras que ni siquiera terminaron de hacerse. 

Ministro de Energía
A inicios de octubre, el ministro Santos Alviite había descartado los cortes de luz en el país.ARCHIVO EXPRESO
corte de luz

Apagones Ecuador: ¿Cómo cuidar los electrodomésticos ante un bajón de luz?

Leer más

Personajes como él que son responsables de la contratación de obras con problemas de ingeniería por ahorros derivados de la corrupción como Coca Codo Sinclair o Sopladora tienen ahora un pretexto para legitimar su voz.

(Lea también: Apagones Quito: Confusión en varios sectores por los horarios de racionamiento)

En este escenario, que puede terminar de enterrar por entero y para siempre la imagen de Guillermo Lasso, hay un personaje de excepción: su ministro de Energía, Fernando Santos Alvite. No solo que él era el responsable de activar los mecanismos de prevención de esta crisis y no hizo casi nada, sino que su forma de salir y dar la cara ante la sociedad ha sido patética.

Sus declaraciones en las que habla de la necesidad de rezar para que se suspendan los cortes de energía no pueden ser más tristes e irrespetuosas con los ciudadanos. No le falta razón a Santos cuando habla de la falta de apoyo de la Asamblea para modernizar el sector con leyes que permitan la competencia del sector privado en el mercado de la energía, pero eso no le exime de su responsabilidad de haber tomado las medidas pertinentes a tiempo.

WhatsApp Image 2023-10-26 at 16.59.19

¿Qué hacer para ahorrar luz en la casa en temporada de apagones?

Leer más

En enero del 2023 en un programa con la periodista Janeth Hinostroza ya hizo una declaración desatinada hablando del papel de “diosito” en el estiaje, pero desde entonces podía haber hecho algo más que bromas de ese tipo. También es imperdonable que al interior del gobierno no se haya producido un volumen importante de alertas sobre la situación para que en la Presidencia se hubiera articulado una decisión para crear un equipo y una estrategia de emergencia.

(Lea también: La pérdida en tres horas en Guayaquil es de 4,21 millones de dólares)

Tanto o mucho más importante que el presidente Lasso vaya a la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York o a firmar un acuerdo de libre comercio en Corea del Sur, era que se armara un gabinete de emergencia enfocado en el tema energético.

Es verdad que se puede achacar la responsabilidad de los apagones a las gestiones de las administraciones pasadas, pero las actuales autoridades tenían la responsabilidad de actuar sobre el escenario que tenían frente. El país está dando un salto ignominioso al pasado y alimentando el discurso del populismo que aprovecha de esto para erigirse como la solución al problema. La responsabilidad de todo esto es, sobre todo, del presidente Lasso.

¿Quieres acceder a todo el contenido de calidad sin límites? ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!