Tercer intento por ampliar oferta hospitalaria del IESS

  Actualidad

Tercer intento por ampliar oferta hospitalaria del IESS

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

El anuncio de que se contratará mano de obra ecuatoriana en la construcción del nuevo hospital del IESS cautiva a decenas de obreros que con documentos personales y certificados laborales madrugan hasta los terrenos del Seguro Social en Los Ceibos para asegurarse un puesto de trabajo.

“Tenemos experiencia, trabajamos en la construcción del hospital de Monte Sinaí”, esa es la carta de presentación del grupo de obreros del maestro Holger Vera, quien junto con su equipo revisaban las carpetas que dejarían con el guardia del grupo español Puentes y Calzadas, empresa que construirá en Guayaquil el hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Por ahora y según los obreros que llegan en busca de trabajo, la construcción empezará el próximo lunes, por el momento están reclutando albañiles, carpinteros, fierreros y otros.

Mientras tanto, la presencia de una retroexcavadora y el ingreso y salida de camiones abriga, por tercera ocasión, la esperanza de los más de 800.000 afiliados del norte de la ciudad de contar con otro centro médico del Seguro Social.

La “ilusión” de los afiliados de descongestionar el Teodoro Maldonado Carbo empezó hace cuatro años, en la administración del entonces presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Ramiro González, con la colocación de la primera piedra; y de acuerdo con las proyecciones de esa época hoy en día debería estar listo o afinando los últimos detalles.

Pero no fue el único intento por ampliar la oferta hospitalaria del IESS en Guayaquil, en febrero del 2014, en el mismo terreno, en el kilómetro 6,5 de la vía a la costa, frente a la ciudadela Los Ceibos, junto al Megamaxi, Fernando Cordero, quien reemplazó a González en el cargo, anunció por segunda ocasión el inicio de la construcción.

En esa época, los avisos vinieron acompañados de acciones concretas como el desmantelamiento del Club de Empleados del IESS y la remoción de maleza y desechos.

Según el funcionario, que personalmente visitó la obra, la nueva infraestructura estaría lista para operar en este año y que la inversión sería de 80 millones de dólares, entre el edificio y su equipamiento.

Según ese proyecto, la casa asistencial sería levantada en una extensión de 72.000 metros cuadrados (cerca de 7 hectáreas); y las autoridades anunciaron que llevaría el nombre de un ilustre médico porteño.

Al cabo de dos años, comenzado el 2016 y por tercera ocasión, el IESS informa, esta vez ya no a través de sus presidentes, sino de avisos publicitarios el “inicio de trabajos para la construcción del hospital en Guayaquil”.

No dista mucho del proyecto anterior, excepto por la inversión; el actual tendrá un área de 76.000 metros cuadrados y contará con 550 camas. Dispondrá de 6 torres, cada una con 7 pisos donde se brindará atención ambulatoria, Consulta Externa, Cuidados Intensivos, Hospitalización, Oncología, Ginecología, Unidad de quemados, Diálisis, entre otras especialidades.

La inversión será mayor a los 200 millones de dólares, “monto inferior al precio referencial, generándose un ahorro sustancial para la institución”, señala un publirreportaje del IESS publicado en EXPRESO el pasado 28 de enero.

En el mismo anuncio se señala que dinamizará el sector de la construcción y generará más de 1.400 empleos directos y 600 indirectos; y que la mano de obra contratada es ecuatoriana y los materiales que se emplearán proceden de proveedores nacionales.

Este Diario intentó conocer más detalles sobre la construcción y la fecha de entrega; pero no recibimos respuesta de parte del Seguro Social.