Los temores se calman con la llegada de una UPC

  Actualidad

Los temores se calman con la llegada de una UPC

A fin de que todos tengan activado el botón de pánico, una reconocida compañía telefónica instalará otra antena para mejorar el acceso y la señal.

La UPC. El proyecto ubicado en el kilómetro 16 de la vía Daule, fue presentado el martes a los residentes y bendecido.

Las noches de miedo, las persecuciones con palos, la visita inesperada de motos y autos sin placas, los robos, los casos de vecinos escopolaminados... todo llegará a su fin. Tras varias denuncias y quejas publicadas anteriormente en este Diario, en el complejo habitacional municipal Mi Lote (kilómetro 16,5 de la vía a Daule), que incluye a la ciudadela Villa Bonita, finalmente se construirá una Unidad de Policía Comunitaria (UPC).

La semana pasada empezaron los trabajos. Y aunque apenas es visible el cascarón de la obra (de dos pisos y 250 metros cuadrados de extensión), las familias se sienten entusiasmadas. “Saber que habrá policías me ha devuelto las ganas de vivir aquí”. Tania Carrasco, quien habita en la V etapa de Villa Bonita, confiesa que de no haberse “dado este paso”, se hubiese regresado a La Pradera, al sur de Guayaquil, donde vivió casi 20 años hasta el 2014.

“Hace cuatro meses desvalijaron a mi vecina, y en la oficina de la cooperativa Santiago Guayaquil, a escasas cuadras de mi casa, se metieron 4 sujetos a robar. Si no ponían la primera piedra, me iba...”. Carrasco, que ha sido testigo de cómo los delincuentes (y adictos), a fin de no ser atrapados se esconden entre la maleza de los terrenos baldíos de la zona, asegura que este fin de semana hará hasta una misa “para agradecer por la gestión”, ejecutada por la Constructora Ritofa, la Promotora Fanbercel y la comercializadora Multiraíces, a cargo de la construcción de Villa Bonita.

Con la UPC, valorada en $ 200.000, los gestores prevén dar mayor seguridad a las más de 2.000 familias que residen en ambas parcelas.

“Quisimos darle tranquilidad a toda la zona y no solo a nuestra clientela porque era lo justo y aquí conviven unos con otros”. Están separados por apenas una calle, un poste, un terreno... Por ello, dijo Marco Bastidas, gerente general de Ritofa, el proyecto -terminado en un lapso de tres meses- incluirá también la colocación de diez cámaras de ojos de águila que serán instaladas estratégicamente en Mi Lote. La ubicación de los equipos valorados en $ 150.000, ha sido supervisada por los miembros de la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil.

Aunque se desconoce el número de agentes que se asentará en la UPC, puesto que eso no está en manos de los gestores, Carlos Lasso, gerente general de Multiraíces, adelanta que la Unidad tendrá la capacidad de acoger al menos a 24 policías. “Cuántos llegarán o cómo se distribuirán depende ya del Gobierno central”. La intendencia está al tanto del tema, adelante.

Si bien para Jhonny López, presidente de la VI etapa, la inseguridad es uno de los temas que genera mayor inquietud, existe otro que debe ser tomado en cuenta, como es el de la salud. López insiste en el cuidado que deben tener los solares vacíos. “Estos deben estar limpios, cercados... Si la maleza continúa creciendo en invierno, todos los insectos nos poblarán”. López hace un llamado al Cabildo. “Si no cumplen con Ordenanza del Uso de Espacio y Vía Pública, entonces múltelos, de lo contrario en Villa Bonita, en todo Mi Lote, estaremos plagados de enfermedades”.

Voces

Adair Plaza, miembro de la Cooperativa Santiago de Guayaquil

Con los policías cerca podremos trabajar tranquilos. La zona se estaba volviendo peligrosa, día y noche, a cualquier hora. Llevábamos meses clamando por la obra. Finalmente fuimos escuchados.

Marco Bastidas, gerente general Ritofa

Aunque los problemas lo perciben quienes viven fuera de las garitas de ingreso (de cada etapa), la obra cuidará de los 11.000 lotes que integran el desarrollo. Aquí problemas son generales, el trabajo es en conjunto.