Actualidad

El tema del ingreso a la universidad en la agenda electoral

Vivimos tiempos de baratillos de ofertas, dimes y diretes, acusaciones sin pruebas... tiempo de elecciones, típicamente ecuatorianas.

Ciertos candidatos presidenciales tienen como parte de su programa de gobierno, en caso de ganar, que los bachilleres estudien en la universidad lo que a bien tuvieren, es decir que no rindan pruebas que les sugieran qué carrera seguir según sus aptitudes.

Con este ofrecimiento aspiran seguramente a obtener la mayoría de los votos de los universitarios, por medio del facilismo que tanto daño nos ha causado; sería una vuelta al triste pasado cuando cientos de estudiantes se equivocaron al escoger libremente una carrera, que luego de cursarla el primer año la abandonaron porque comprobaron que no era lo que deseaban; lo que en el caso de las universidades estatales traía una pérdida económica por el costo que significa un año de educación para el alumno, además, le quitaban la oportunidad a otros.

Las pruebas que ahora se toman para ingresar a las universidades las han tomado desde hace tiempo la Politécnica y las universidades particulares, no representan nada nuevo, y han dado buenos resultados porque les sugirieron a los alumnos para lo que estaban aptos.

De tal suerte que no es de ofrecer por ofrecer, sino de estar seguro de lo que favorece al bien común.

Lic. César Burgos Flor