Actualidad

Taxistas de Otavalo paralizan servicio como medida de protesta

Las inconformidades del gremio amarillo llegan hasta el norte del país. Los conductores hablan de competencia desleal.

Los taxistas se apostaron en el Redondel de La Magdalena de Otavalo.

Unos 380 taxistas de Otavalo (Imbabura) paralizaron este jueves 5 de octubre el servicio. Lo hacen como medida de presión para rechazar el trabajo ilegal, el incremento de cupos y la creación de más cooperativas.

Organizado en una caravana se dirigen hasta la ciudad de Ibarra para ser escuchados en la Agencia Nacional de Tránsito (ANT). Víctor Pérez, presidente de la Unión de Taxistas de Otavalo explicó que esa localidad está saturada de unidades amarillas y 159 camionetas doble cabina.

Estas últimas según el dirigente no prestan el servicio para el lugar que fueron creadas y les quitan el trabajo de manera desleal. Patricio Roldán, socio de la Cooperativa Cabañas del Lago, explicó que esas unidades trabajan dentro de la urbe y no en el área rural.

Pérez dijo que el gremio está unido por lo que parquearon sus unidades en sitios estratégicos como los barrios San Eloy, Santa Anita, Redondel de la Magdalena y Peguche.

El dirigente explicó que la paralización temporal era solo un preámbulo de las actividades que iban a realizar en caso de que la ANT no atienda sus pedidos.

Agentes de Tránsito y Policía Nacional permanecieron en los sitios de concentración de los taxistas. El coronel, Héctor Paredes, jefe operativo del Distrito Sur de la Empresa Pública de Movilidad del Norte (Movidelnor), explicó que garantizaban la libre movilidad de la ciudadanía y que no se habían registrado inconvenientes.