El sutil paso de lo politico a lo tecnico

  Actualidad

El sutil paso de lo politico a lo tecnico

El jueves, Lenín Moreno pidió a su gabinete trabajar con honradez para dejar atrás la huella de corrupción del pasado.

Referencial. Muchos de sus designados en ministerios claves ahora son excolaboradores.

Los perfiles cambian de a poco. En los últimos relevos que se han producido en el equipo de colaboradores del presidente Lenín Moreno se repiten, al menos, dos características: los nuevos ministros son personas que han tenido poca exposición mediática y cuentan con experiencia más técnica que política.

Luego de los últimos diez años en los que un mismo funcionario podía pasar de encabezar las relaciones internacionales a dirigir las Fuerzas Armadas, esta especie de refrescamiento de rostros es “saludable” y “necesario”, consideran analistas políticos consultados por EXPRESO.

En esta nueva línea, resalta el cambio de dirección en el Ministerio de Inclusión Económica. Iván Espinel estuvo al frente de esta cartera de Estado producto del apoyo que dio a Moreno en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Él renunció al cargo el 12 de diciembre, en medio de la polémica porque la Contraloría lo señala como el responsable de presuntas irregularidades mientras dirigió el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en Guayas. Ahora, espera una audiencia de formulación de cargos por el supuesto delito de peculado.

En su lugar, el primer mandatario se decidió por Berenice Cordero. Ella tiene experiencia en programas de atención para niños y adolescentes, fue consultora de Unicef y subsecretaria de Desarrollo Infantil Integral en el mismo ministerio de Inclusión, en el anterior gobierno, entre otros cargos.

El analista político Sebastián Mantilla considera vital este cambio porque uno de los puntales de la propuesta de Moreno es el plan social ‘Toda una Vida’ por lo que necesita tener al frente de esta área una persona que le dé resultados.

“Debido a la situación política actual y luego de las declaraciones de Eduardo Mangas (exsecretario de la Presidencia) que, de alguna manera dejaron descolocado al presidente, pienso que lo mejor es priorizar lo técnico a lo político”, dijo Mantilla a este Diario.

Moreno empezó su mandato rodeado de varios colaboradores del Gobierno pasado. De los 23 primeros funcionarios de alto nivel que nombró el 24 de mayo, cuando se posesionó, 15 habían trabajado con la anterior administración.

Algunos, como Paola Pabón (exsecretaria de la Política), dejaron al Gobierno cuando empezaron las discrepancias en Alianza PAIS, por el liderazgo del movimiento.

Sin embargo, el consultor político Gustavo Isch considera que esta pugna no ha sido suficiente para que todos los que se oponen a Moreno y apoyan a la disidencia de PAIS den un paso al costado.

“Todavía hay obstáculos que el presidente debe superar porque hay una estructura burocrática dependiente del armaje orquestado por el anterior mandatario. Pero hay que reconocer que se está rodeando con gente que puede responder a la ciudadanía y no al proyecto ideológico o a un caudillo”, señaló Isch.

La política exterior fue uno de los puntos más criticados de la anterior administración y también de los primeros seis meses del actual Gobierno. ¿El motivo? Las representaciones diplomáticas estaban en manos de personas con perfil político y no con una carrera en relaciones exteriores.

Para el excanciller, José Ayala Lasso, las designaciones de José Valencia como embajador del Ecuador en la Organización de Estados Americanos (OEA) y de Francisco Carrión en Estados Unidos “son buenos síntomas”. Sin embargo, cree que falta hacer ajustes en lo referente a la política internacional que propone Ecuador que, a su criterio, tiene incoherencias.

Para saber

Bajas

Paola Pabón junto a los asesores Ricardo Patiño y Virgilio Hernández fueron los primeros en dejar el gabinete.

Discrepancia

Los tres dieron el paso al costado ante las primeras discrepancias en el oficialismo. Hoy están en la oposición.

Reemplazo

En el caso de Patiño y Hernández, el presidente no ha designado, oficialmente, a sus reemplazos en las asesorías.