Como superar preguntas ’trampa’ en una entrevista laboral

  Actualidad

Como superar preguntas ’trampa’ en una entrevista laboral

Te contamos de qué manera puedes enfrentarte a estas interrogantes que miden la capacidad de reacción del entrevistado.

Referencial. Las preguntas ’trampa’ evalúan la reacción de respuesta de los candidatos a un puesto de trabajo.

Jean Pierre Vásquez está desempleado. Ha tratado de buscar trabajo por todos los medios, pero no ha conseguido ni el ‘después te llamamos’. “Busco y no encuentro. No sé si será porque me pongo nervioso en las entrevistas”, se cuestiona el guayaquileño de 25 años.

Y es que, como dice Vásquez, recientemente graduado de la carrera de Economía en la Universidad de Guayaquil, cualquier desatino durante una entrevista de trabajo puede hacer que se pierda la oportunidad de calificar al ‘camello’ deseado.

“Es difícil estar frente al entrevistador. Si dices algo que no les agrada, te descartan de su lista”, comenta. Y es que al sentarse frente a un potencial empleador, los nervios ‘le ganan’ a más de uno, por lo que es importante prepararse.

En una investigación realizada por Linkedin se exponen algunas de las interrogantes que ponen en ‘jaque’ a personas que van en busca de un empleo. “Háblame de ti es la primera frase con la que el reclutador de Recursos Humanos empieza su análisis psicológico y es la que más nerviosos pone a los entrevistados”, apunta el estudio.

Las preguntas ‘trampa’ más frecuentes

¿Cómo reaccionas ante situaciones de estrés?

Rafael Endara Guzmán, reclutador de personal en un centro de idiomas de Guayaquil, explica que la pregunta en sí no se trata sobre estrés ya que lo considera un fenómeno habitual en todos los seres humanos. “Todos vivimos con estrés. Muchos lo desarrollamos más que otros, por lo que la pregunta va dirigida a cómo sería tu reacción en alguna situación difícil”, dice.

Según Endara, esta pregunta “abre la puerta” al análisis psicológico del entrevistado de cómo sería su comportamiento ante situaciones de crisis. “En esta labor de seleccionador de personal, uno tiene que ser analítico, psicólogo, incluso visualizar al candidato como futuro compañero de trabajo, es por eso que esta pregunta va de entrada”, indica.

Pero si los precandidatos no saben qué responder, no necesariamente es un indicador de que no están aptos para aplicar al puesto porque esta interrogante canaliza el nivel de acción y evalúa la capacidad de respuesta del entrevistado.

¿Cuáles son tus debilidades?

Endara explica que esta pregunta es la clásica cuestión de autoconocimiento que siempre se formula. Sin embargo, muchas veces “pilla” por sorpresa al entrevistado, que piensa que es mejor descartar decir sus debilidades o tratar de combinarlas con alguna fortaleza para no sentirse rechazado y no mostrar puntos vulnerables.

“La mejor respuesta puede ser cualquier obstáculo a nivel profesional, siempre y cuando el candidato destaque que es un defecto que tiene identificado y en el que está trabajando”, apunta.

Destacar que se tiene un problema identificado, indica autoconocimiento, autocrítica y madurez, señala. “Lo que no vale es decir que no se tiene ninguna debilidad”, advierte, ya que además de saber en qué punto ‘tambaleas’, el reclutador califica tu grado de honestidad.

¿Cuál es tu visión a largo plazo?

Esta es una pregunta sobre las aspiraciones del candidato. Se trata de una cuestión que incomoda a los candidatos y que es necesario haber reflexionado con antelación, teniendo muy en cuenta el tipo de puesto al que se opta.

“Si la ocupación se desarrolla en un entorno poco agresivo, donde no hay un enfoque a resultados y donde se busca a una persona que se mantenga en el puesto a lo largo del tiempo, se requerirá una persona con menos ambiciones; pero si se trata de entorno muy competitivo y dinámico, habrá que transmitir lo contrario”, explica Endara.

¿Cómo has enfrentado a un problema laboral?

Para Endara, esta pregunta es complicada de formular, pues le sirve para sacar muchas conclusiones sobre distintas competencias y cualidades. “Mediante esta pregunta se valorará si se trata de una verdadera dificultad o la persona se ‘ahoga en un vaso de agua’”, asegura, ya que puede arrojar cualidades muy valoradas en un momento en el que las empresas se encuentran en dificultades y un entorno continuamente cambiante.

La mejor respuesta —dice— es una que sea honesta. Eso sí, deberás ser capaz de explicar de forma clara y concisa cuál fue el problema al que te enfrentaste y, si fue posible, qué solución le diste.

¿Porqué deberíamos de escogerte a ti?

Esta es la pregunta que cierra la entrevista ‘cara a cara’. “Ayuda a obtener información sobre aspiraciones y autoconocimiento del candidato”, sostiene Endara, pero también refleja la curiosidad que tiene el candidato sobre la empresa.

En ese sentido —apunta el experto— se debe conocer datos concretos de la compañía, su posicionamiento, cultura corporativa, áreas de negocio, cargos y funciones, incluso sus triunfos. “Esto refleja un gran compromiso previo que puede ser de gran utilidad. No hay candidato mejor que el que está verdaderamente ilusionado con el puesto”, resalta.

Por su parte, el profesional en selección de personal indica que estas preguntas buscan conocer al futuro trabajador de la empresa y si se las responde con astucia puede ganarse el ‘camello’. “Hay que ir preparado y sin nervios. Ser auténtico es lo único que debe resaltar en la hoja de vida personal”, concluye.

via GIPHY

html

via GIPHY

html

via GIPHY

html