Actualidad

Subsanar es el primer salvavidas de las candidaturas con inconsistencias

De 18 listas nacionales a la Asamblea, 13 fueron rechazadas por el CNE. Copias de cédula ilegibles y precandidatos con deudas alimenticias, entre los motivos

Screenshot_20201015-191158_Twitter
El pleno del Consejo Nacional Electoral conoce los informes de los binomios presidenciales, lista nacional a la Asamblea y parlamentarios andinos.CORTESÍA

Lista que entra, lista que se rechaza. Con algunas honrosas excepciones, el pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) ha desechado la mayoría de listas nacionales a la Asamblea y al Parlamento Andino presentadas para su conocimiento y calificación.

CNE SALVADOR QUISHPE

Pensiones alimenticias apean de las elecciones a siete aspirantes a asambleístas

Leer más

De las 18 listas nacionales al Legislativo, 13 han sido desechadas. Mientras que de las 16 listas al Parlamento Andino, 13 han sido rechazadas. En todos los casos, la ley otorga a las organizaciones políticas dos días de plazo para que subsanen las inhabilidades. Si no fuera por este recurso, las elecciones contarían, por el momento, con una sola lista nacional a la Asamblea que pasó la calificación sin caer en inhabilidades.

El expresidente del extinto Tribunal Supremo Electoral, Carlos Aguinaga, tiene otra lectura. Cree que este es el resultado de “tecnicismos” legales que, a su criterio, han complicado la calificación de las listas. “Hoy, lamentablemente muchas veces los tecnicismos han hecho más conflictivo este proceso de inscripción y calificación de los candidatos... El Código de la Democracia también ha ido mutando en la incorporación de requisitos”.

Las condiciones de requisitos de fondo en la participación electoral han sufrido una mutación.

Carlos Aguinaga, expresidente del extinto Tribunal Supremo Electoral.

En el interior del CNE hay otra visión. El consejero electoral, Luis Verdesoto, considera que esta proliferación de rechazos no es común y lo atribuye al apresuramiento con el cual el cronograma obligó a los partidos políticos a que elaboren sus listas, organicen sus elecciones primarias internas y presenten sus inscripciones. “Muchos de los rechazos vienen porque el escaneo de cédulas o documentos por parte de los candidatos no es correcto. En lugar de cotejar el original con el escaneo, simplemente lo rechazan. Es un poco de una burocratización absurda”.

Los partidos no son máquinas perfectas y ese apresuramiento está dejando sus huellas.

Luis Verdesoto, consejero electoral.

No solo eso, el consejero cree que las organizaciones se han refugiado en el recurso legal de subsanación de dos días, bajo el amparo del derecho a la participación, en lugar de cumplir con todos los pasos administrativos y la acuciosidad en la revisión de documentos.

Los motivos por los que el CNE rechaza las listas son variados, desde una copia de cédula o declaración juramentada ilegible, pasando por candidaturas que no surgen de procesos de elecciones primarias internas, hasta aspirantes que mantienen deudas alimenticias. Por esta última razón fueron rechazadas recientemente las listas nacionales a la Asamblea de Libertad es Pueblo, Unión Ecuatoriana, Construye y Pachakutik.

Subsanar es el primer salvavidas de los candidatos. Las organizaciones políticas tienen otros dos, el de objeción, ante el CNE; y el de impugnación, ante el Tribunal Contenciosos Electoral. El riesgo, advierte Verdesoto, es llegar al inicio de la campaña sin todos los candidatos oficializados.