La sub-17, por escribir su propia historia

  Actualidad

La sub-17, por escribir su propia historia

La Mini-Tri inicia su aventura en el Mundial de Brasil. Hoy juega frente al combinado australiano.

Ecuador listo para el Mundial sub 17.

La vara está alta. La selección nacional de fútbol sub-17 inicia esta noche su participación en el Mundial de Brasil, con la misión de dar un paso más.

La filosofía del entrenador Javier Rodríguez es avanzar. Así sea poco, pero siempre progresar. Por ello, se ha puesto como gran objetivo llegar a las finales de la cita ecuménica, ya que él mismo avanzó antes hasta los cuartos de final. Claro, no lo dice como una presión para sus dirigidos, sino como una motivación adicional.

Él entiende que sus jugadores son apenas unos niños que han adquirido responsabilidades de adultos, pero confía en que se ha cumplido con el proceso adecuado para que estén aptos para asumir la responsabilidad de representar al país.

Por otro lado, lo realizado por la Tricolor sub-20 en Polonia (medalla de bronce) se convirtió en una espada de doble filo. Lo acepta Rodríguez. Por una parte está el incentivo para los más chicos, para que de una vez se convenzan de que es posible. Por otro, puede ser una presión, por las eternas comparaciones.

▶ Un infierno financiero está en el horizonte

De todos modos, Ecuador llega al inicio del Mundial confiado en el trabajo previo. Por ejemplo, en los amistosos jugados en Brasil terminó invicto. Se impuso por la mínima al campeón de África, Angola; derrotó 3-1 a Corea y empató 2-2 con la sub-20 del Goiás.

El último día de la selección en Brasil, previo al debut mundialista, fue muy tranquilo. Ayer en la mañana asistieron a una charla sobre normas de seguridad, las reglas que deben respetar en los escenarios deportivos y dónde deben ubicarse los integrantes del cuerpo técnico. Mientras, en la tarde asistieron al Olímpico para el reconocimiento de la cancha donde hoy se enfrentarán con el combinado de Australia, en el inicio del grupo B.

Según el asistente técnico Fernando Torres, el grupo está en óptimas condiciones, tanto en lo físico como en lo mental.

La adaptación al entorno fue completada sin problema (horario, idioma, alimentación) y ha recibido algunas charlas sobre el manejo de la presión.

Debido a que van más de dos semanas en Brasil, el chef Javier Campos los mimó hace un par de días con un cebiche. Así, evitó que extrañen la comida ecuatoriana.

Se han cubierto todos los puntos de preparación y solo resta el pitazo inicial. La sub-17 tiene un gran ejemplo, pero va por su propia historia.

html