Sospechosos del caso Sucre e Isspol, unidos por inmobiliaria

  Actualidad

Sospechosos del caso Sucre e Isspol, unidos por inmobiliaria

En 2013, John Luzuriaga vendió una empresa que compró Esteban Eduardo Merlo Hidalgo, imputado en EE. UU. La justicia de ese país investiga lavado

WhatsApp Image 2022-07-12 at 4.39.23 PM
Proceso. Seguros Sucre ahora se encuentra en proceso de liquidación por sus malos manejos económicos.Archivo

En las tramas de corrupción financiera, el nombre de John Luzuriaga Aguinaga es bien conocido. Como antiguo director de Riesgos del Isspol, ayudó a desaparecer millones de dólares de la institución a cambio de sobornos.

Su nombre vuelve a aparecer, ahora vinculado con Esteban Eduardo Merlo Hidalgo, uno de los sospechosos de la trama de Seguros Sucre que impulsa la justicia de Estados Unidos.

La clave está en la Inmobiliaria Inmodaniels S. A., creada en 2011 por Luzuriaga y Sonia Cabal Ponce, actualmente accionista en Ofisegroup Agencia Asesora Productora de Seguros Ltda. La inmobiliaria estuvo en manos de Luzuriaga hasta 2013 y según el balance de ese año tuvo activos por $ 600.000.

SEGUROS SUCRE (6900297)

En Miami, tres acusados de conspirar para pagar sobornos a dos aseguradoras del Ecuador

Leer más

En marzo de 2013 Luzuriaga y su socia vendieron las acciones a terceras personas (Miguel Esteban Bermeo Valencia y José Francisco Ayala Narváez); y estas, en octubre del mismo año, vendieron la firma a Esteban Eduardo Merlo Hidalgo.

info (1)
Compra y venta de las accionesSupercías

El martes, el Departamento de Justicia de EE. UU. informó que presentó cargos contra Merlo por presunto lavado de activos y prácticas corruptas en el extranjero. Según esta entidad, Merlo habría participado en una “red de soborno y lavado de dinero” para obtener negocios de Seguros Sucre y Seguros Rocafuerte.

Ya en 2020 se conoció que el caso Isspol y el caso Sucre estaban unidos porque los mismos personajes (como Jorge Chérrez) que se llevaron los bonos de los policías actuaron en Seguros Sucre. Ahora, con la investigación de EE. UU., Seguros Sucre conoce que Merlo y los ecuatorianos Christian Patricio Pintado García y Luis Lenin Maldonado Matute habrían recibido parte de la comisión de corretaje obtenida de Seguros Sucre. Y habrían usado esos fondos para realizar los pagos de sobornos y lavarlos en EE. UU. Todo esto a través de una empresa intermediaria.

En Quito, Merlo todavía aparece como dueño de Inmodaniels S. A., que actualmente “se está cerrando”, dijo el contador. A él se le dejó un mensaje para hablar con la gerente. A ella se la trató de contactar por correo y teléfono, pero no hubo respuesta hasta el cierre de esta edición.

Su último balance, de 2021, indica que la inmobiliaria tiene problemas económicos. Sus pasivos llegan a $ 1,6 millones, valor que incluye $ 200.000 que debe pagar a cuentas extranjeras. Y su patrimonio alcanza los $ 625.000.

Lo que también llama la atención es que uno de los gerentes de la empresa en 2013, es actualmente accionista de la firma Orion-EC, creada en 2021 y dedicada a la recopilación de información financiera, como los historiales de crédito.

Orion es también un nombre que aparece en el caso Isspol. En 2021, EE. UU. envió documentos a la Fiscalía en los que constan los movimientos de las cuentas de Jorge Chérrez. Entre estos, hay transferencias a una empresa Orion GL, en Miami, y un pago en cheque al expresidente de Orion Casa de Valores, en Guayaquil.

Este Diario también buscó al abogado de Merlo, pero no ha contestado mensajes ni e-mails.

Apelación de exgerente de Sucre

La sala Penal de la Corte de Justicia del Guayas ha convocado para el martes 25 de octubre, a las 08:30, a la audiencia de apelación de la sentencia impuesta al exgerente de Seguros Sucre José Luis Romo y Verónica Haro.

Ellos fueron sentenciados en 2021 a 10 años por presunto lavado de activos por el Tribunal de Durán.

La diligencia se desarrollará a través de Zoom. La investigación fue abierta tras la recepción de una asistencia penal de Estados Unidos, por violaciones penales a las leyes de impuestos y conspiración para lavado de dinero, en el caso en el que Juan Ribas fue sentenciado a 51 meses de cárcel en Estados Unidos.