La solida base del campeon

  Actualidad

La solida base del campeon

Su estructura en formativas es el secreto de este Independiente monarca sudamericano.

Importante. Es un trabajo plausible que Independiente del Valle haya conseguido estar en la final de los dos torneos más importantes de la Conmebol. Es el segundo ecuatoriano en ganar la Sudamericana, después de Liga de Quito.

Dos finales internacionales en menos de tres años no son una coincidencia. Independiente del Valle logró levantar su primer título al vencer en la final de Copa Sudamericana a Colón de Argentina, cristalizando así el gran trabajo que está detrás de los futbolistas, que lo han puesto en el mapa como un equipo modelo por su gestión dirigencial.

EXPRESO conversó con dos entrenadores que pasaron por el banquillo del equipo sangolquileño y ambos consideran que la clave de este título está en la política del club: “buscar nuevos talentos”.

Independiente del Valle cumple con esa particularidad de priorizar sus divisiones formativas. Se buscan futbolistas de todo el país y los fichan para terminar de formarlos en sus completas instalaciones ubicadas en su centro de alto rendimiento.

“Llegué a dirigir en Sangolquí cuando estaban por construir, recién, el centro de alto rendimiento. Pude entender la idea de los dirigentes, encabezada por (Michel) Deller, que era trabajar con chicos jóvenes y ser una fábrica de jugadores. La política era poner dentro del campo jóvenes que estaban surgiendo y era difícil porque jugábamos con equipos de más experiencia, pero con la confianza necesaria estos pueden explotar sus recursos y darle una enseñanza a su formación”, explicó Janio Pinto, quien comandó el club en su primer gran paso: el ascenso a la Serie A en 2009.

Y bajo esa premisa, este Independiente del Valle campeón sudamericano tiene en su plantilla varios futbolistas que terminaron de formarse en el club: Alan Franco, Luis Fernando León, John Sánchez, Alejandro Cabeza, Anthony Landázuri, Washington Corozo, Angelo Preciado y Leonardo Realpe.

Situación similar a la del plantel entonces dirigido por Pablo Repetto, que estuvo cerca de la gloria en Copa Libertadores 2016, cuando cayó contra Atlético Nacional. En ese equipo, futbolistas como José Angulo, Junior Sornoza, Luis Caicedo, Bryan Cabezas, fueron determinantes para llegar a la final.

Carlos Sevilla es otro viejo conocido de la institución del Valle. El entrenador ecuatoriano dirigió a Independiente en la temporada 2011, luego de la salida de Julio Asad.

Para Sevilla, este proceso de preparar jugadores de exportación viene mejorando paulatinamente. “Formar jugadores es el futuro y en Independiente lo entienden muy bien. Se concentran en dar lo necesario a los jóvenes talentos para que ellos se focalicen en el deporte. Se ha convertido en un equipo protagonista del campeonato nacional y con este trofeo de Copa Sudamericana se está formando un nombre internacionalmente”, señaló.

Pinto comentó que esa regularidad de la que habla Sevilla, casa adentro está cerca de cristalizarse con un campeonato local. Además, cree que el no tener una presión como la de otros clubes le ha facilitado el camino.

“Han demostrado la capacidad del club y lo que realmente querían. Dice la frase que son los futuros campeones del fútbol ecuatoriano y es algo que está cerca de suceder. Nadie confiaba en ellos en esta Sudamericana y consiguieron la copa. Estos futbolistas, en los torneos internacionales, juegan con menos presión que casa adentro”, manifestó.

El modelo institucional es estudiado en otros países de la región, como en Perú, para emular lo conseguido por los guerreros del Valle.

Y aunque sus juveniles surgen constantemente, ha sido vital el equilibrio entre ellos y los más experimentados. “Elementos como Mera, Pellerano, Pinos, Schunke no nacieron de sus canteras, pero su injerencia dentro y fuera del campo ha trascendido”, añadió Pinto.

¿Qué ganó?

Clasificados

Al proclamarse campeón, Independiente del Valle tendrá la chance de disputar torneos inéditos: jugará la Recopa Sudamericana y la Suruga Bank en Japón el año entrante.

Económicos

Independiente se embolsó 12,775 millones de dólares por su participación total en la Copa Sudamericana. El premio económico para el campeón fue de 6,5 millones.

Libertadores

Ser campeón de la Copa Sudamericana también le permite ganar, automáticamente, un cupo directo a la fase de grupos de la Copa Libertadores de la edición 2020.

Cupo liberado

Indirectamente, los del Valle consiguieron que Ecuador tenga un equipo más en la Copa Sudamericana 2020. Este cupo se lo llevará El Nacional, quien terminó noveno en la tabla.