Una sola tarjeta para pagar el bus o marcar la asistencia

  Actualidad

Una sola tarjeta para pagar el bus o marcar la asistencia

70 % de la comunidad estudiantil de la Espol utiliza el servicio de transporte que ofrece la universidad.

A partir del mes de abril, el pasaje de los buses de la Espol se cobrará a través del carné estudiantil.

Desde hace dos meses, la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol) ha pedido a sus cerca de 10.000 estudiantes que actualicen sus credenciales. ¿La razón? Está implementando un sistema de pago en los buses de esta universidad, que funciona con esa misma tarjeta.

Se trata de una alianza entre la compañía Only Control y la empresa pública encargada de brindar el servicio de transporte en la Espol (TransEspol).

Implica el uso de los carnés estudiantiles de identificación, a los que se les agrega la tecnología de las tarjetas ‘Mifare’, utilizada por los guayaquileños en el sistema de transporte público Metrovía. Con la actualización de los carnés estudiantiles, los alumnos podrán subir a los buses de la Espol sin necesidad de pagar en efectivo.

El gerente de TransEspol, Xavier Moyano, explica cómo funciona este sistema que ya está instalado en los 22 buses de la flota. “A través de un código único y encriptado, este permite la lectura de información, en este caso se graba el saldo de cada usuario, pero se puede utilizar para muchas cosas más”.

Por ahora el carné se empleará como “monedero inteligente”. Pero el catedrático y representante del Rectorado en el proyecto, Alejandro Chanabá, señala otros beneficios que incluirá. “Esto es simplemente la punta del iceberg. Con esta tarjeta podremos tener registros de la entrada a las aulas de clase, a los laboratorios, a los parqueos, incluso del préstamo de libros en la biblioteca”.

Chanabá recuerda que registrar la asistencia del alumno es una tarea obligatoria que suele quitarle tiempo a los profesores. Pero eso se volverá automático con el uso de la tarjeta.

Los estudiantes, en tanto, destacan dos tipos de beneficios. Primero, más agilidad y control en los buses. En eso coinciden Layla Sotomayor, estudiante de Ingeniería en Logística y Transporte; y Ricardo Delgado, de Ingeniería Naval, cuando se les pregunta sobre el nuevo sistema. Lo segundo es el aumento de seguridad en los buses, pues de esta manera solo podrán abordarlos quienes sean alumnos de la Espol.

Hace dos años, 45 estudiantes de un bus de la Espol fueron asaltados en el sector de la avenida Leopoldo Carrera Calvo, por delincuentes que habían subido como pasajeros.

La ubicación geográfica de la Espol, fuera de las rutas de los buses de transporte urbano, obliga a la entidad a ofrecer ese servicio a sus alumnos.

Ricardo Ramírez, jefe de Sistemas de TransEspol, agrega que la flota de Espol contará con geolocalización satelital para su monitoreo constante y en tiempo real. Esto no solo por parte de la universidad, sino también de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM).

La razón es que siendo la Espol una entidad pública, sus buses también son considerados como transporte público. Por tanto, ambas instituciones tendrán acceso a la siguiente información: nombre de conductor, placa de bus, ruta designada, control de velocidad y tiempo estimado de llegada a las paradas y estaciones.

El cuidado de las credenciales es vital para el sistema. A pesar de que externamente la tarjeta pueda lucir desgastada, el gerente de operaciones de Only Control, David Perugachi, recomienda mantenerla alejada de imanes fuertes que puedan alterar el sistema y, por supuesto, evitar doblarla.

Los buses pueden intercambiar rutas, pues las tarifas de pasaje pueden ser configuradas dependiendo del horario y trayecto fijado para cada carro.

Con este cambio se prevé movilizar cuatro veces más rápido a la comunidad estudiantil que usa TransEspol, según Ricardo Moncayo, gerente administrativo de la institución.

En este proyecto trabajan diferentes áreas de la universidad; entre ellas: TransEspol, Gerencia de Tecnología, Administración, Comunicación y Bienestar Estudiantil.

Igual que con la Metrovía, para que el carné funcione se debe recargar dinero para pagar el pasaje de las rutas externas que llevan a los estudiantes desde los diferentes puntos de la ciudad hasta la Espol.

Las rutas internas, que recorren las diferentes facultades ubicadas en los 691,27 hectáreas del campus, mantendrán su costo de tarifa cero (gratuitas).

El nuevo sistema entrará en vigencia al inicio del nuevo curso académico: abril de 2019. Para esa fecha todos los estudiantes deberán tener su carné actualizado, para poder utilizar los buses de TransEspol.

Con esta modernización, los alumnos esperan que se terminen las largas filas para pagar pasaje, los retrasos de los buses y que mejore la seguridad.

¿Dónde Recargar?

Los estudiantes podrán recargar su saldo en varios lugares de campus: habrá puntos móviles en la terminal de buses, en las oficinas de TransEspol y uno que recorrerá la universidad.

Adicional a ello se instalará un cajero en la Plazoleta del Ciclo Básico, en donde, según encuestas realizadas a los mismos estudiantes, se congrega la mayor cantidad de personas.