Actualidad

El sistema unipartidista

C uando triunfa la revolución cubana en 1959, esa época coincidía con la guerra de Vietnam, la lucha por los derechos civiles de las minorías afro en los EE. UU., por lo que nuestra juventud soñadora nos identificaba contra el sistema que criticábamos. Sin embargo, al conocer la isla, pudimos percatarnos de las carencias materiales y de libertades del pueblo, justificado por el llamado embargo comercial. Pero reflexionamos, si un país se desliga de un sistema, lo lógico sería que pueda desarrollar una economía independiente, sin estar sujeta a factores externos. Por eso, llegamos a cuestionarnos si el sistema unipartidista es conveniente para los países del tercer mundo.

Jorge Chambers Hidalgo