Actualidad

Sinohydro tambien hizo vias con irregularidades

El gobierno de Correa otorgó obras con sobreprecios y sin documentación. La empresa china construyó Coca Codo.

La empresa china también estuvo a cargo de la construcción de la hidroeléctrica Coca Codo.

Fue una oferta típica de Black Friday. El gobierno del expresidente Rafael Correa adjudicó la construcción y mantenimiento de diez carreteras a la empresa china Sinohydro. La documentación refleja pagos excesivos, descuidos en la entrega y fallas en las obras.

El lema de ‘Ya tenemos carreteras’ que ostentaba el expresidente quedó en entredicho luego de la lectura de un informe borrador de la Contraloría General del Estado. En 2014, con Paola Carvajal como ministra de Transporte y Obras Públicas, se entregaron diez obras sin concurso ni la supervisión del Servicio Nacional de Contratación de Obras (Sercop). Tres de los proyectos están ubicados en Guayas (ver cuadro).

El texto del ente de control muestra, por ejemplo, que Carvajal autorizó un aumento de 29,2 millones de dólares en el contrato por los diez proyectos. No hay estudios ni una justificación que explique dicho incremento. La exministra, que también fue gerente de la complicada aerolínea Tame, dio vía libre sin solicitar el criterio de los expertos que hicieron los planos iniciales.

En total, por los diez programas (que incluyen construcción, rehabilitación, mejoramiento y reconstrucción de carreteras), Ecuador pagó 367 millones de dólares. El precio original bordeaba los 337,8 millones de dólares.

¿De dónde salieron esos recursos? Para pagar a la empresa china, el país usó fondos chinos. El Banco de Desarrollo del gigante asiático (CDB, por sus siglas en inglés) prestó 311 millones de dólares. El 85 % del total pagado (con sobreprecio incluido) a Sinohydro.

El precio inflado sin justificación no es el único valor que se adjudicó a la empresa estatal de China de manera irregular. La Contraloría detectó que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas tampoco cobró multas por retrasos e incumplimientos de la constructora. Las actividades debían arrancar el 2 de julio de 2014 pero, en casos como el de Esmeraldas, se llegó a septiembre sin que haya trabajos de carretera.

El gobierno también ‘perdonó’ los retrasos en la entrega de vías. Las diez carreteras tenían que entregarse en julio de 2017, durante la actual administración de Lenín Moreno. En más de un caso, lo ofrecido no se cumplió.

Las autoridades zonales de Esmeraldas, en 2014, explicaron que intentaron cobrar 600.000 dólares por multas a Sinohydro porque las obras empezaron más de dos meses tarde. Los funcionarios fueron removidos de sus cargos.

Las multas contabilizadas por la Contraloría General del Estado superan los 11,9 millones de dólares. Impugnaciones de las partes sugieren que las sanciones no deberían superar los cinco millones de dólares. La auditoría, sin embargo, cree que se deben 11’960.035,69 dólares.

Los privilegios de China continuaron cuando las obras finalmente arrancaron. Según el documento borrador, que todavía puede nutrirse de la versión de los involucrados, Ecuador pagó tres millones de dólares en exceso a Sinohydro. Esto por facturas con costos injustificados.

En total la empresa, que también tiene observaciones por las irregularidades en la construcción de Coca Codo Sinclair, recibió 44,1 millones de dólares de manera injustificada.

EXPRESO consultó con la Embajada de China en Ecuador. La entidad aseguró que prepara una respuesta.

Para saber

La empresa

Sinohydro enfrentó denuncias por la tala ilegal de árboles para construir parte de las carreteras.

Electricidad

En el sector eléctrico, Sinohydro también enfrenta cuestionamientos por las más de 7.600 fisuras que tiene Coca Codo Sinclair.