Actualidad

Siete buses implicados en accidentes cada dia

Aunque en el rango del tipo de automotores que se ven involucrados en accidentes viales, el bus ocupe el quinto puesto, es quizá el que más dolor ocasiona por el número de personas que transporta; y, por ende, el número de víctimas que genera.

Labor. Organismos de socorro continuaban -ayer- con la labor de rescate. El último cuerpo fue el de Alexander.

Aunque en el rango del tipo de automotores que se ven involucrados en accidentes viales, el bus ocupe el quinto puesto, es quizá el que más dolor ocasiona por el número de personas que transporta; y, por ende, el número de víctimas que genera.

En estadísticas de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), de enero a octubre de 2016, se han registrado 25.044 accidentes viales a nivel nacional. De esa cifra, 2.154 buses de pasajeros se han visto involucrados en esos siniestros. Un estimado de siete por día, lo que ha generado la muerte de un total de 134 personas.

El último hecho ocurrió la tarde del jueves, en el sector de Oyacoto, al norte de Quito. 14 personas murieron y otras 19 resultaron heridas. El más grave del año, en el sector.

Entre los heridos figura Luis ‘Chifle’ Mosquera, exgloria de El Nacional y de la selección ecuatoriana, quien se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Docente de Calderón. Es uno de los once pacientes que arribaron a esa casa de salud.

Mosquera y otros 32 pasajeros viajaban en un bus de la cooperativa Pullman Carchi, que recorría a la capital desde Tulcán. Por causas que aún no se determinan, la unidad cayó a un barranco de aproximadamente 60 metros.

Wilson Pavón, director nacional de Control de Tránsito de la Policía Nacional, detalló que, tras un análisis preliminar, el automotor en el que viajaban las víctimas perdió pista y se volcó en la vía E-28. Frente a lo expuesto por algunos pasajeros, quienes indicaron que el chofer se habría dormido, dijo que esa es una de las hipótesis que aún se investiga.

Juan Carlos Ávalos recuerda que antes de que el automotor se fuera al despeñadero veía una película. De repente, el bus comenzó a rodar hacia la hondonada. Varios pasajeros caían expulsados del carro, mientras que otros quedaban aplastados por el vehículo.

Cuando reaccionó, vio que un niño, de 3 años aproximadamente, tenía ensangrentado todo su rostro. Lloraba incansablemente, por lo que inmediatamente lo auxilió. A un costado estaba una señora, quien quedó junto a un árbol.

Inmediatamente, los organismos de socorro activaron las labores de rescate que se extendieron hasta la mañana de ayer. Christhian Rivera, director del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), teme que el número de víctimas mortales se incremente, ya que existen personas que se encuentran delicadas.

Ayer, miembros del Cuerpo de Bomberos rescataron el cadáver de Alexander Salazar, de 30 años, cuyo cuerpo había quedado atrapado entre las llantas del bus y la montaña.

Juan Zapata, secretario de Seguridad del Municipio de Quito, comentó que el autobús era nuevo y contaba con la revisión técnica actualizada.