El caso Isspol escala a rango ministerial al declarar Serrano

  Actualidad

El caso Isspol escala a rango ministerial al declarar Serrano

El exfuncionario de Correa acusa a la exministra Romo, denunciante del caso, de afectar a Isspol en operación de bonos Admitió un pago de Chérrez a su excolaboradora

serrano
Cita. Desde EE. UU., José Serrano, exministro del Interior de Rafael Correa, compareció ante la Comisión de Fiscalización.ANGELO CHAMBA

José Serrano asistió virtualmente a la Comisión de Fiscalización con la clara consigna de denunciar las “medias verdades” dichas por María Paula Romo sobre los responsables del desfalco del Seguro Social de la Policía (Isspol).

Mientras que para la exministra de Gobierno de Lenín Moreno los culpables de la pérdida de más de $ 900 millones del Isspol fueron las más altas autoridades del gobierno de Rafael Correa, para José Serrano la responsable es ella.

Su argumento es que, en julio de 2020, Ecuador, que había caído en ‘default’, renegoció su deuda externa con los tenedores de los bonos. Entre estos se encontraba el Isspol.

Serrano contó que Romo presidió la sesión del Directorio del Isspol del 27 de julio de 2020. Ese día aprobó el cambio de los bonos 2024, 2026, 2028 y 2029 por bonos 2030, 2035 y 2040. “Causándole un perjuicio gravísimo a la Policía. En primer lugar, hay una disminución del 48 % valor nominal”.

Exactamente el mismo argumento esgrimió en 2020 Jorge Chérrez sobre esa renegociación de deuda. Como director de IBcorp Investments and Business Group, tenía $ 205 millones en bonos 2024 y 2028.

En septiembre de 2020, EXPRESO contó que Chérrez demandó al Ecuador ante una corte de Nueva York. Su objetivo era parar el cambio de bonos pues, decía, que los papeles perderían el 50 % su valor nominal. Esto le obligaba a espera hasta 2030 para recuperar el valor total de la inversión.

Según Serrano, la falta de liquidez actual del Isspol se debe justamente a esa operación. “Yo no entiendo cómo el directorio, presidido por la exministra, entregó dos años gracia en los que el Isspol no recibiría ni capital ni intereses”.

Romo- asamblea- ISSPOL

Romo: se está enjuiciando a los funcionarios equivocados

Leer más

Su respuesta llega tres días después de que Romo compareciera a esta Comisión y criticara el juicio político contra el superintendente de Compañías, Víctor Anchundia. Dijo que los legisladores apuntaban mal, pues hubo colusión entre los más altos funcionarios del correísmo.

Aquella vez no acusó directamente al exministro. Pero ayer, tras ser atacada respondió por medio de una carta que se trata “de acusaciones desesperadas” que intentan confundir a la Comisión de Fiscalización, al mezclar la estafa al Isspol con la operación de renegociación de la deuda. “El Isspol no toma ninguna iniciativa, es el Estado ecuatoriano el que propone y los tenedores toman una decisión”, dijo.

Para Serrano, aunque Romo fue la que destapó la trama de corrupción, durante su administración se dieron más inversiones riesgosas. Insistió una y otra vez ante los legisladores que ella debe responder por posible peculado.

“La estrategia de distracción de Serrano es solo señal de cinismo y desesperación. La tesis que expuso coincide con la defensa de Chérrez cuando revelamos la estafa ¡no es una coincidencia!”, dijo la exministra.

La clave de todo está en la relación entre Chérrez y Serrano que quedó evidenciada por una revelación que hizo Fernando Villavicencio, presidente de la Comisión. Primero preguntó al exfuncionario sobre su vínculo con Chérrez, prófugo de la justicia ecuatoriana y estadounidense, a quien condecoró en la Asamblea cuando él la presidía. Serrano respondió que su relación fue “enteramente casual”. Que lo conoció en 2016 porque Chérrez entregó víveres para los damnificados por el terremoto de Manabí.

El segundo paso fue proyectar una de las evidencias entregadas por EE.UU. a la Fiscalía. Se trataba de la copia de un cheque que Chérrez pagó a María Paula Christiansen. “¿Conoce usted este documento?”, preguntó Villavicencio. “Por supuesto que sí”, sostuvo. Pero al ser consultado por qué el 13 de enero del 2018 Chérrez firmó un cheque por $ 230.000, se limitó a leer el motivo consignado en el documento: “Contrato Spa Store”.

El legislador Bruno Segovia insistió en su relación con Chérrez. Pero Serrano evadió la respuesta: “Que sean las respectivas instancias de justicia en Ecuador y en EE.UU. las que hagan las investigaciones y determinen todas responsabilidades”, dijo.

Lo que no mencionó es que Christiansen era la excoordinadora Administrativa y Financiera del Ministerio del Interior y una de sus colaboradoras de confianza. Ella fugó del país en noviembre de 2017.

Romo, en su carta, dice que el cheque “prueba la relación Serrano-Chérrez, lo que pone todavía más luz sobre este caso”. Y agrega que ese empresario manejó $ 693 millones de la Policía Nacional únicamente en operaciones con bonos. Estas comenzaron en 2014, “la más grande (de 327 millones de dólares) se dio en el año 2015. Mientras fui ministra investigué, descubrí y denuncié esta estafa”.

  • EL DETALLE 

Denuncia. Renato González, director del Isspol, señaló la semana pasada que José Serrano era uno de los responsables políticos de esta trama.

Juicio

Anchundia se defiende

El superintendente de Compañías, Víctor Anchundia, dijo que en el caso Isspol no se le puede responsabilizar de la falta de control del mercado bursátil antes de 2018, pues recién en ese año el CPCCS (transitorio) lo nombró superintendente de Compañías mientras que el desfalco al Instituto de Seguridad Social comenzó en 2014.