Una semana vacacional

  Actualidad

Una semana vacacional

Nos apeamos del “camello” mañana jueves, primer día del mes que transcurre, para recorrer, en posesión de un ocio más turístico que filosófico, todo un puente vacacional, de esos que los gobiernos han instituido, sin dejar de aprovechar oportunidad alguna de celebraciones que se juntan, para de esta manera favorecer una muy alegre actividad en el país, con la cual los dueños de hoteles, restaurantes y sitios de diversión pueden ganar un poco más de dólares y de esta manera ayudar a crear una mayor tranquilidad económica en nuestro medio.

Aunque, claro está, a los padres de familia, sin un décimo sueldo que los ayude, esto les significa un gasto adicional, sobre todo si a la esposa y a los guaguas se les ocurre trasladarse a uno de los hermosos balnearios del mar de Balboa, donde el dios Neptuno y las hermosas sirenas imponen sus reglas playeras.

Y da la casualidad que antecediendo al Día de los Difuntos y a la celebración de la Independencia de Cuenca, ocurrida tres semanas después de que los próceres que se han eternizado en la columna de la Plaza del Centenario lograran libertar al Puerto Principal del colonialismo español, también, como buenos “cholos boys”, hoy nos incorporaremos a la fiesta del Halloween, que con tanto entusiasmo celebran los gringos, aunque dicen que partiendo de una tradición que les llegó de los países nórdicos del Viejo Continente. Este día nos permite reconciliarnos con fantasmas, espectros y con los monstruos creados por Hollywood, a quienes se les rinde la correspondiente pleitesía.

Y ya el viernes entramos a la fecha en que, entre negros crespones y las tan coloridas flores que depositamos -como deudos querendones-, ante las tumbas de nuestros queridos seres ya desaparecidos, se cumple el Día de Difuntos, dirigiéndonos al cementerio o camposanto para rezar por el descanso de sus almas y así ayudarlos a ganar el cielo, si es que somos creyentes, o simplemente para rendirles el homenaje que se merecen.

Y un día después, el sábado 3, los morlacos cierran la lista, con el deseo nuestro de estar presentes en la bella ciudad de Gil Ramírez Dávalos, junto a las ‘cholas cuencanas’, para, en la Atenas del Ecuador, celebrar su día libertario.

cazonf@granasa.com.ec