Actualidad

Los consejos que ayudarán a ahorrar energía eléctrica

Los acondicionadores de aire elevan el consumo. Gremio de profesionales eléctricos da consejos para bajar gastos.

Ahorro de energía
Los focos con tecnología LED ahorran consumo.Internet

En esta temporada de invierno el uso de acondicionadores de aire y ventiladores aumenta el consumo de energía. Entre enero y febrero, en Guayaquil se consumieron 909.333 megavatios hora, según datos de la Integración de Profesionales Eléctricos, Electrónicos y de Telecomunicaciones. Raúl Intriago, vocero del gremio, señala la necesidad de ahorrar ya que en enero, el costo del kilovatio fue de $ 10 centavos, aproximadamente, al consumidor final.

Aconseja, por ejemplo, no abrir muchas veces la nevera ni mantener conectado el cargador una vez que esté completa la carga del celular.  Estos son los consejos:

CLIENTES DE LA E.E.E. (33085352)

Guayaquil: Regresan las quejas por las facturas altas de luz eléctrica

Leer más

  1. LO PRIMERO, USAR LA LUZ NATURAL. Podría decirse que esta es una de las formas de ahorrar energía más sencilla, dado que consiste en reemplazar en lo posible la luz eléctrica por la natural, ventanas, traga luces y espacios abiertos colaboran a que ingrese mejor la luz solar a los hogares, señala Intriago a Diario EXPRESO.
  2. HAY QUE APAGAR LAS LUCES. Existen situaciones y espacios que requieren encender las luces, la noche o las habitaciones sin iluminación, lo importante en ambos casos es recordar apagarlas cuando ya no se esté en esta estancia de la vivienda. Aunque se tenga luces LED y consuman muy poco, si siempre se las deja encendidas durante horas acabarás pagando de más en tu factura, necesidad.
  3. DESCONECTAR LOS APARATOS. Este es uno de los factores de consumo más usuales, señala Intriago, “por invisible que parezca, los dispositivos que se mantienen conectados y en desuso, pueden extraer más electricidad de la que se pensaría. En estos casos el aparato, aunque apagado, sigue consumiendo. Algunos ejemplos: ordenadores, cargadores, televisión, cepillo eléctrico”. Una solución a esto, son las regletas que permiten desconectar varios aparatos de una sola vez. Otra opción son los enchufes inteligentes que conectan y desconectan completamente los aparatos sin desenchufarlos e incluso son programables.
  4. TAPAR OLLAS Y SARTENES. Este hábito aplica para quienes tienen cocinas eléctricas y puede parecer algo muy sencillo, “pero gran parte del calor que se genera al cocinar se escapa si no utilizamos una tapa”. No solo tardarás más en calentar la sartén o poner a hervir el agua, sino que además consumirás más energía. 
  5. APROVECHAR CALOR RESIDUAL. Tanto el horno como vitrocerámica no pierden el calor de forma inmediata cuando los apagas. Se puede aprovechar ese calor residual para terminar de hacer lo que estás cocinando. Si estás con un pollo en el horno, apágalo 5 o 10 minutos antes y deja que termine de dorarse con el calor residual del horno. Algo similar funciona con las planchas y el calor residual que han almacenado en el tiempo que estuvieron conectadas.
  6. TEMPERATURA ADECUADA. Este sería uno de los hábitos más complejos, tomando en cuenta lo variado que puede ser el clima, dependiendo del lugar de residencia. Lo ideal sería no mantener los aires acondicionados encendidos por largas jornadas. Se los puede prender durante un tiempo y una vez fresco el ambiente, apagarlos.

Intriago manifiesta que los celulares, tablets y computadoras requieren carga eléctrica, "pero en ocasiones no estimamos el tiempo adecuado, darles carga extra a los aparatos no ayudará, por el contrario, afectará a sobrecargarlos y averiar el estado de las baterías".

Entre otros consejos anota que se debe evitar mantener abiertos congelador y nevera. Abrir la nevera constantemente, puede ser un hábito que consume energía injustificada. El frío que genera tu nevera se pierde rápidamente cuando haces esto. Por eso un pequeño consejo para reducir tu consumo de energía en casa es adoptar este hábito: piensa primero y después abre tu nevera. Fácil, ¿verdad?