Seis barcazas engalanan el estero

  Actualidad

Seis barcazas engalanan el estero

Los intensos rayos solares de la tarde no impidieron que los ciudadanos disfrutaran ayer de un espectáculo en el estero Salado.

Los asistentes al evento náutico resaltaron el aporte que ofrecen instituciones emblemáticas guayaquileñas, como el Cuerpo de Bomberos.

Los intensos rayos solares de la tarde no impidieron que los ciudadanos disfrutaran ayer de un espectáculo en el estero Salado.

La Plaza de la Música, el Club Náutico y el puente de la calle 17 fueron, desde las 14:00, punto de concentración de quienes querían observar el desfile protagonizado por seis coloridas barcazas.

Fernando Valdiviezo y su hijo Luis escogieron la Plaza de la Música para observar el evento. “No importa el sol, lo importante es disfrutar de un espectáculo que podemos observar pocas veces en el año”, opinó.

El programa náutico, que duró más de una hora, es parte de la agenda de festividades por los 197 años de la independencia de Guayaquil.

La vicealcaldesa Doménica Tabacchi presidió el desfile en el estero, que salió del puente de la avenida Portete. Continuó por la calle Gómez Rendón y el viaducto de la 17, culminando en el puente El Velero, para luego retornar.

Las embarcaciones representaron a la Independencia, La Bota, Arte en las Calles, Superhéroes, La Banda y Reino de Pájaros. En ellas se resume la identidad de los guayaquileños y el progreso de la Perla del Pacífico en las últimas décadas.

“Guayaquil está viviendo en una espiral de progreso, que se ha logrado por el trabajo en conjunto de los ciudadanos”, expresó Tabacchi.

Junto a la segunda autoridad de la ciudad estuvo la presidenta de la Empresa Pública de Turismo, Gloria Gallardo, y la reina de Guayaquil en Italia, Karen Asqui.

“Es la forma de rescatar y reafirmar nuestra identidad: la ciudad del río y del estero. Es la oportunidad para reafirmar nuestro espíritu cívico”, manifestó Gallardo.

Mientras, Asqui estaba sorprendida por el desfile náutico y por el desarrollo positivo que ha experimentado la ciudad.

A los 11 años se radicó con su familia en Milán, Italia. “Vengo después de doce años y es impresionante el cambio y qué mejor manera de celebrar a Guayaquil junto a uno de sus íconos, como es el estero”, dijo.

Durante el desfile náutico se homenajeó a instituciones emblemáticas, como el Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, Policía Nacional y Armada.

La celebración continuó en la Plaza de la Música, incentivada por personas disfrazadas como personalidades del Guayaquil de antaño.