Actualidad

Seguridad: Armas preventivas contra la delincuencia

El robo de autos o de alguna de sus partes está a la orden del día. Nadie está exento. Las alarmas o dispositivos de rastreo no aseguran el blindaje perfecto ante cualquier malhechor, de ahí que las medidas de precaución que cada conductor tenga antes,

Cada conductor debe conocer cuáles son las claves para su seguridad en la ciudad.

El robo de autos o de alguna de sus partes está a la orden del día. Nadie está exento. Las alarmas o dispositivos de rastreo no aseguran el blindaje perfecto ante cualquier malhechor, de ahí que las medidas de precaución que cada conductor tenga antes, durante y después de manejar son claves para no pasar un mal rato.

Y es que las cifras en Ecuador están en alza y son contundentes. De acuerdo al último informe del Ministerio del Interior, de enero a octubre de este año, se registraron 3.878 robos a carros; mientras que el año pasado la cifra de autos robados cerró en 5.760 a nivel nacional, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Las alarmas o dispositivos de rastreo no son la única solución, muchas veces el presupuesto no está al alcance de la mano. Partiendo de esa premisa, EXPRESO, junto a varios expertos mecánicos y vinculados a las compañías de seguridad privada e inteligencia, elaboró un manual para que el conductor recuerde y tome en cuenta para salvaguardar no solo su carro sino de todas las partes que lo componen y de los objetos que puedan llevar en el interior.

Miguel Carranza, jefe técnico de Segupriv, compañía de seguridad privada, aseguró que constantemente los fabricantes de carros incorporan nuevas fórmulas que, cada vez más, dificultan los robos; sin embargo eso no siempre cumple su objetivo porque muchas veces es el mismo conductor el que pone en riesgo el vehículo.

“Hay aspectos elementales y básicos como no estacionar en sitios oscuros o alejados donde el auto esté botado”, aseguró.

Óscar Meneses, mecánico con más de 15 años de experiencia, recalca que la tecnología (radios con pantallas táctiles, navegadores GPS o computadoras) revalorizan aún más el automotor, por lo que su cuidado y seguridad debe ser crucial.

“Aunque no lo crean, los ladrones se han especializado, “reciclándose” para ponerse al tanto del funcionamiento y neutralización de gran parte de estas tecnologías (alarmas), hasta conocer en detalle y de antemano su “modus operandi”, dijo..

Así, es posible encontrar ya en “el mercado negro” inhibidores de alarmas que bloquean la orden de cerrar las puertas de un carro en estacionamientos, de manera que el carro queda indefenso. Hay que prevenir. En la edición de EXPRESO se ofrece un manual.