La segunda fuga de Jimenez y Villavicencio

  Actualidad

La segunda fuga de Jimenez y Villavicencio

Segunda vez. El exasambleísta de Pachakutik, Cléver Jiménez, y el activista Fernando Villavicencio volvieron a la clandestinidad. Fue el lunes, al final de la tarde, cuando se notificó el pedido de localización y captura firmado por el juez de la Corte

Fueron a Sarayaku para ayudar. En 2014, el exasambleísta de Pachakutik, Cléver Jiménez, su exasesor Fernando Villavicencio y el médico Carlos Figueroa se refugiaron en la comunidad de Sarayaku. Allí brindaron ayuda a los indígenas. Figueroa, por ejemplo,

Segunda vez. El exasambleísta de Pachakutik, Cléver Jiménez, y el activista Fernando Villavicencio volvieron a la clandestinidad. Fue el lunes, al final de la tarde, cuando se notificó el pedido de localización y captura firmado por el juez de la Corte Nacional de Justicia, Jorge Blum.

Ellos fueron juzgados por la supuesta divulgación de documentos protegidos. El 28 de octubre, el juez los llamó a juicio y dictó prisión preventiva. La defensa apeló, pero fue infructuoso.

Julio César Sarango, abogado de los procesados, insiste en que la orden de prisión es ‘ilegal’. Recordó que, durante la formulación de cargos, ambos recibieron medidas alternativas. Es más, Jiménez debía presentarse ante el juez cada 15 días y el lunes había viajado desde Zamora para cumplir la disposición. El mismo día que se ordenó su captura.

Ayer, hasta el cierre de esta edición, el paradero de ambos era desconocido aún para sus defensores Sarango y Ramiro García. Ellos no les recomendaron que se entreguen. No hay garantías, argumentan, y sus vidas están en peligro.

La policía tiene la orden de buscarlos. Otra vez. Jiménez y Villavicencio también escaparon en 2014. Entonces fueron sentenciados por presuntas injurias al primer mandatario.

En esa oportunidad, como lo contó EXPRESO, fueron protegidos por la comunidad indígena de Sarayaku. Volvieron a la capital cuando prescribió la condena. Solo Carlos Figueroa, el tercer sentenciado en ese caso, cumplió la pena: fue detenido mientras visitaba a su madre enferma.

Ahora, Villavicencio tiene una esperanza. El Consejo Nacional Electoral (CNE) puede ser la alternativa para que no vaya a la cárcel.

Él es candidato de la alianza CREO-SUMA para la Asamblea, por el distrito norte de Pichincha. Si el CNE califica su postulación, Villavicencio gozaría de inmunidad durante todo el proceso electoral, explicó Sarango.

Para que eso ocurra hay un pequeño escollo. El prefecto de Pichincha y militante de Alianza PAIS, Gustavo Baroja, impugnó la candidatura, pues Villavicencio es adherente a Pachakutik pero corre por otra agrupación.

Ayer tarde su esposa, Verónica Saráuz, presentó los justificativos en el CNE. Llevó un documento, firmado por el coordinador de Pachakutik, en el que se autoriza la participación de Villavicencio por la alianza de CREO.

Acusación

- Información

Según la Fiscalía, ellos difundieron información confidencial, supuestamente, extraída de forma irregular de correos remitidos por el procurador Diego García al presidente Rafael Correa y al secretario jurídico, Alexis Mera.

- Sorteo

El juez de la Corte Nacional de Justicia, Jorge Blum, dispuso que el proceso se remita a la sala Penal para su sorteo y que un tribunal sustancie la etapa de juicio en contra de Villavicencio y Jiménez.