Sandra Luckow: “hay que tomar en cuenta las inquietudes del alumno”

  Actualidad

Sandra Luckow: “hay que tomar en cuenta las inquietudes del alumno”

Seis escritores norteamericanos visitaron el país como parte del programa ‘Lines and Spaces’, que propone la integración y difusión de la literatura estadounidense contemporánea.

Es una escritora y docente norteamericana. Es reconocida por sus filmes documentales, entre ellos ‘Sharp Edges’, que ganó el Premio Louis Sudler en Artes Escénicas y Creativas.  Actualmente enseña producción de películas en la prestigiosa universidad Barn

Tras un recorrido por distintas ciudades del país, los docentes del programa Lines and Spaces arribaron a la Universidad Casa Grande de la urbe.

¿Cómo ha vivido esta experiencia enseñando en Ecuador?

Ha sido muy positiva. El punto de este programa es el comunicarse con artistas de otros países e intercambiar ideas. Para nosotros es un gran privilegio porque tu mundo se ensancha y aprendes de las opiniones de los otros, sobre todo los jóvenes.

En un mundo globalizado, ¿siente que las diferencias cinematográficas, literarias se borran un poco? ¿Afecta esto la temática de la creación?

Una buena historia es una buena historia. Creo que eso es lo más importante. La diferencia se basa en cómo enfocas el tema. Puede ser que la tecnología nos haya unido, que haya más intercambio entre las culturas, más conocimiento, pero cómo se cuentan las cosas es lo que varía de país en país.

¿Qué diferencias ve en los ejercicios de creación entre el norte y el sur?

En el norte tenemos más recursos, más apoyo y más libertades para crear. No sé si esto continúe así en el gobierno que está por empezar, pero hasta ahora, los tenemos. A mí me impresiona cómo aquí se hacen las cosas sin todas las libertades o recursos que nosotros tenemos, es algo de lo que, creo, se puede aprender muchísimo.

¿Cómo compagina la docencia con la creación?

Mi trabajo cambia completamente cuando doy clases.

Cuando trabajo, me cuestiono mucho mis propios ‘subtextos’ al contar una historia. Pero, cuando enseño, trato de dejar que mis opiniones no afecten lo que enseño, sino de escuchar a mis estudiantes. Hay que tomar en cuenta las inquietudes de los alumnos y los temas que a ellos les interesa contar.

¿Qué elementos se necesitan para crear un buen producto artístico, sea este cinematográfico o literario?

Más allá de la técnica o lo que uno aprende en clases, es importante que los jóvenes encuentren su propia voz, que no planteen sus proyectos pensando en lo que vende o lo que quiere el público. Siento que transmitir esa idea es mi misión como docente. ¿Qué consejo ofrece a los chicos que quieren dedicarse a las artes?

Pues, que deben creer en sus propias ideas, pero que estas ideas deben ser examinadas con cuidado. Deben entender sus motivaciones y sus propios prejuicios.