¿Quién salvará a Diana Atamaint?

  Actualidad

¿Quién salvará a Diana Atamaint?

La Comisión de Fiscalización calificó el juicio político contra la presidenta del CNE, Diana Atamaint. Correístas y Socialcristianos serán decisivos.

juicio a atamaint
La comisión de Fiscalización se reunió ayer para abordar el enjuiciamiento político. Karina Defas

Vuelta al trabajo en la Asamblea Nacional. Rosca de Reyes para todos. Abrazos y buenos augurios. En el Pleno, un tema de consenso para el debate: la Ley de Emprendimiento. Y arriba, en el primer piso, en las oficinas de la Comisión de Fiscalización, luz verde para el primer juicio político del año: en contra de Diana Atamaint, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE). La unanimidad de los comisionados (los nueve presentes votaron a favor de calificar el juicio, incluidos el socialcristiano Ramón Terán y la correísta Carmen Rivadeneira) no llama a engaño a los interpelantes Jeannine Cruz y Fernando Flores, de CREO: saben que eso no se repetirá en el Pleno. Ahí necesitarán 91 votos para censurar a la funcionaria. Y conseguirlos no será fácil.

Pleno del CNE

Ocho capítulos que marcan la ruptura en el CNE

Leer más

Los motivos del juicio: irregularidades en las elecciones seccionales de marzo pasado en la provincia de Los Ríos; negligencia frente a los escandalosos problemas informáticos suscitados en el sistema del CNE durante los escrutinios; falta de diligencia en la atención de los reclamos de los Yasunidos, en su intento por impulsar una consulta popular sobre la explotación petrolera en la reserva del Yasuní; y lo más grueso: el caso Ricardo Loyo, exfuncionario del CNE hoy detenido bajo cargos de tráfico de influencias y que, según los interpelantes, fue protegido por la presidenta de ese organismo. La detención de Loyo tuvo lugar el mismo día en que Cruz y Flores presentaron su solicitud de juicio político. Aun así, lograron incluir el caso en un alcance que fue aceptado por el Consejo de Administración Legislativa (CAL) y hoy constituye uno de los puntales más firmes del proceso. 

Fue una sesión rápida la de Fiscalización, aunque tardó en empezar por falta de cuórum. Puntuales estuvieron Ramón Terán, Karina Arteaga y la presidenta de la Comisión, Johanna Cedeño. Con 45 minutos de retraso llegó Luis Pachala. Tras él, Jimmy Candell. Diez minutos más tarde, Fausto Terán. Con mala cara le vieron. “Estaba abajo, esperándoles”, pretextó. La exasambleísta Lourdes Tibán, hoy, asesora del bloque de Pachakutik, amenizó la espera: “Dice la Diana que no va a venir, que va a mandar al Jaime Vargas”, gritó entre risas. Y después: “Si no hay cuórum, sonrían”. Lo hubo, finalmente. Poco después de las nueve de la mañana, con más de una hora de retraso, Johanna Cedeño instaló la sesión. Luego llegarían Ángel Gende (con 70 minutos de retraso) y Carmen Rivadeneira (con 85). Así arranca el año: a empujones.

CNE-

Atamaint señala intereses políticos en su juicio en la Asamblea

Leer más

Hasta el 27 de enero espera la presidenta Cedeño aprobar el informe. Vista la unanimidad de la sesión de ayer, se puede suponer que el juicio político será aprobado y remitido al Pleno. ¿Qué ocurrirá ahí?

Todo parece indicar que se opondrán a la censura los correístas, a quienes Diana Atamaint ha rendido buenos servicios: el último de ellos, el reconocimiento del movimiento Fuerza Compromiso Social, que es su paraguas electoral. Los interpelantes desconfían también de los socialcristianos, que tienen razones para conservar el estado actual de cosas: mantener al consejero Enrique Pita (CREO) lejos de la presidencia del organismo y asegurarse el control electoral de Guayas, Los Ríos y El Oro. 

Fernando Flores, sin embargo, es optimista. “Ya tenemos 80 votos”, dijo a este Diario. Espera que los socialcristianos completarán los 91 necesarios para la censura. Jeannine Cruz no lo tiene tan claro. 

Lo cierto es que correístas y socialcristianos se reservan sus cartas. “Dependerá de la contundencia de las pruebas”, dice Cristina Reyes. Ella firmó la solicitud de juicio político pero hoy admite que, en el Pleno, “todo puede pasar”. Mientras tanto, el coordinador del bloque de la Revolución Ciudadana, Juan Cristóbal Lloret, busca (y encuentra) las costuras del proceso: “Tiene fallas”, dijo ayer. Él no entiende por qué se debe enjuiciar solamente a la presidenta Atamaint, cuando el CNE “es un cuerpo colegiado”. 

Así las cosas, todo está abierto. El primer juicio político del año parece contar con el apoyo de la Comisión de Fiscalización. Pero después, el acaso. Correístas y socialcristianos tendrán la última palabra. Juntos otra vez, pero no revueltos.

El calendario quedó listo

Hoy, los interpelantes expondrán sus pruebas. El lunes 13 comparecerán expertos informáticos, el dirigente yasunido Pedro Bermeo y el excandidato a la Prefectura de Los Ríos Joffre Mendoza. El miércoles 15 se recibirá a los vocales del CNE, al presidente del Tribunal de lo Contencioso Electoral y a dos expresidentes del organismo (Fausto Camacho y Medardo Oleas).