Salvado por el penal

  Actualidad

Salvado por el penal

Colombia sufrió para conseguir los tres puntos que le mantienen con altas posibilidades de clasificar al Mundial de Rusia 2018.

Alivio. James Rodríguez festeja tras anotar el gol de la victoria para Colombia. Falló el penal, pero tomó el rebote para marcar.

Colombia sufrió para conseguir los tres puntos que le mantienen con altas posibilidades de clasificar al Mundial de Rusia 2018. Ayer se impuso a una difícil Bolivia en el estadio Metropolitano de Barranquilla.

Los cafeteros necesitaron de un penal dudoso, por una supuesta falta sobre Juan Guillermo Cuadrado, para anotar a los 83 minutos. James Rodríguez lo ejecutó y si bien el remate fue detenido por el arquero boliviano Carlos Lampe, el volante del Real Madrid reaccionó a tiempo para tomar el rebote y enviar el balón al fondo.

El baile en el festejo fue más para sacarse la rabia que sentían todos los dueños de casa, porque hasta ese momento no habían podido superar el sistema defensivo que les propuso el penúltimo de la tabla de posiciones de Sudamérica.

La principal virtud del equipo de José Pékerman fue que jamás renunció a su estilo de juego. Siempre le fue fiel al toque corto de balón en el callejón central y al desborde por los costados, hasta que los delanteros encuentren los espacios.

Con esa fórmula llegó en varias oportunidades hasta la zona de finalización, pero en todas fracasó. El golero visitante fue la única barrera que no pudieron superar con sus jugadas elaboradas.

En el primer tiempo Colombia siempre tuvo la pelota. Le ayudó que Bolivia retrocediera hasta el filo de su área. Después, en la complementaria, arriesgó mucho más porque Bolivia prácticamente renunció al ataque.

Una y otra vez el balón entró al área boliviana, aunque faltaba el hombre que pueda empujarlo hacia las redes.

Hasta que, en un ataque, Cuadrado cayó dentro del área y el árbitro no dudo en sentenciar el penal. El esfuerzo boliviano se fue al piso, pero ganó el único que fue ofensivo.

El sube y baja

Lo bueno

Anímico

Colombia se mantendrá en la zona de clasificación hasta el partido del martes contra Ecuador. El triunfo de ayer le sirve como envión anímico para encarar un compromiso considerado clave en el camino a Rusia.

Lo malo

Desgaste

El calor, la humedad y la propuesta táctica de Bolivia mermaron el estado físico de los colombianos. Tendrán pocas horas de recuperación antes de viajar a Quito para jugar el martes a los 2.850 metros sobre el nivel del mar.