“La salud pública tiene una profunda impronta política”

  Actualidad

“La salud pública tiene una profunda impronta política”

Carlos Valencia, exdirector de la Unidad de Cirugía de la Epilepsia del hospital Baca Ortiz, analiza la necesidad de regular el acceso a jefaturas en hospitales públicos

Carlos valencia
El doctor Carlos Valencia se refirió a la necesidad de regular los concursos de jefaturas de servicios en hospitales públicos del país.Cortesía

Los recientes casos de corrupción en hospitales públicos que han salido a la luz, ponen de nuevo sobre la mesa el debate de la necesidad de regular los concursos de jefaturas de servicio en estos centros médicos. En 2019, el doctor Carlos Valencia publicó en una revista médica una carta en la que analiza este tema.

- Ha enviado esta carta a dos presidentes y varias ministras de Salud, ¿por qué decide tener esta iniciativa?

- Efectivamente, esta carta ha sido enviada a dos presidentes, a las cuatro últimas ministras de Salud, y a varios ministros de Gobierno. Se nos pide tener iniciativas, ser activos, proactivos, protagonistas de cambios o leyes que transformen positivamente nuestra sociedad. Se espera que cada uno, desde su campo de acción, contribuya a remediar los males que afectan a nuestra patria, sobre todo los males morales, la corrupción, el mal uso de los escasos bienes públicos. No podemos seguir haciendo lo mismo una y otra vez, esperando obtener resultados diferentes.

IESS CEIBOS

El IESS dice que la oferta de bolsas para cadáveres a 148 dólares fue la "más beneficiosa"

Leer más

- Fue servidor público del sistema de salud, ¿cuál es la situación de las jefaturas de servicios en los hospitales? Se ha hablado de un reparto de hospitales...

- La mayoría de las veces estos puestos son obtenidos por encargos y no por concursos de merecimiento y oposición. Actualmente existen servicios hospitalarios públicos con jefes de servicios que tienen 10, 15 y 20 años en sus cargos. En otros casos, las autoridades hospitalarias encargan las jefaturas de servicio a profesionales que nunca ganaron un concurso o sin el título de especialistas que corresponde a dicha especialidad, y esto, sucede no solo en los hospitales provinciales, sino también en hospitales de referencia, de alta complejidad y de las principales ciudades del país. Sobre si hay reparto o no, carezco de evidencias, aunque en este aspecto se maneja una ley del silencio.

- ¿Cuál es la importancia de normatizar el acceso a estos cargos públicos?

- Si se normatiza el acceso a los cargos jerárquicos se beneficia todo el país. Al promover la sana competencia curricular, mejora la fluidez tanto en la atención como en la gestión asistencial hospitalaria. Si yo sé que mi cargo durará tres o cinco años, mi trabajo inevitablemente deberá ser mejor que si yo tengo un cargo vitalicio y me considero el dueño de los servicios e incluso de las vidas de las personas a las que tengo a mi cargo.

- Si estos cargos estuvieran ahora ocupados por profesionales que ganaron concursos, ¿usted cree que el manejo de la crisis sanitaria fuera distinto?

MERCADOS  (31666341)

Coronavirus: "He pedido a Contraloría que audite la compra de insumos médicos", dijo el ministro Zevallos

Leer más

- La gestión de salud pública se ha vuelto propiedad de funcionarios de libre nombramiento que, en cargos nacionales, coordinaciones zonales, direcciones distritales, gerencias, direcciones médicas y jefaturas de servicios permanecen desde hace años, a pesar de los cambios de administración estatal. La salud pública no puede permanecer entregada a un grupo de funcionarios intocables. En este sentido, la salud pública tiene una profunda impronta política, comprometida con favores, lo que dificulta seriamente la adjudicación de cargos jerárquicos.

Como ejemplo, existen funcionarios encargados de la investigación sanitaria pública sin un respaldo académico que los avale. Debo aclarar que el problema no solo es de un déficit curricular, sino, y principalmente, de un déficit moral, por el que se ha hecho mal uso de los escasos bienes públicos, se ha dado mal ejemplo a los subalternos que esperan un día ocupar esos puestos para hacer lo mismo, o peor.