Rompieron las ventanas para poder salir del bus

  Actualidad

Rompieron las ventanas para poder salir del bus

El siniestro, que se reportó a las 07:47 al ECU-911, cobró la vida de cinco pasajeros del micro. Otros once resultaron heridos y fueron trasladados a distintas casas asistenciales.

Fallecidos. Los paramédicos tuvieron que aplicar técnicas de rescate para extraer los cuerpos. Algunos cadáveres habían sufrido desmembraciones.

Con heridas y completamente aterrados se encontraban los pasajeros de un bus de la cooperativa Zaracay, quienes tuvieron que romper las ventanas para salir del carro, que se volcó a un costado del kilómetro 33 de la vía Santo Domingo-Quevedo, luego de chocar frontalmente con un auto que circulaba en sentido contrario.

El siniestro, que se reportó a las 07:47 al ECU-911, cobró la vida de cinco pasajeros del micro. Otros once resultaron heridos y fueron trasladados a distintas casas asistenciales.

El bus, que llevaba entre 35 y 40 personas, salió desde Quito cerca de las 03:30 de ayer y su destino era Guayaquil.

Paulina Ayala, una de las pasajeras, indicó que durante todo el camino el conductor del bus iba apresurado. “Venía demasiado rápido”, señaló. Incluso, según Ayala, el chofer casi deja botada a varias mujeres que se bajaron en una gasolinera para ir al baño.

Los primeros minutos después del choque fueron de llanto y desesperación, según los pasajeros. Luego se calmaron y empezaron a sacar a los heridos mientras esperaban a las unidades de socorro que fueron despachadas desde Santo Domingo.

Algunas mujeres no salían del asombro. Varias se sentaron a un costado de la vía mientras intentaban comprender lo que había sucedido. Manifestaron que iban dormidas cuando sintieron el impacto y despertaron en medio de la desgracia.

Por sus afectaciones varios pasajeros agarraron sus maletas y se acostaron en la tierra. El dolor de sus heridas no les permitía mantenerse en pie, mientras que quienes resultaron ilesos trataban de recuperar sus pertenencias.

Personal de la Comisión de Tránsito del Ecuador llegó al lugar para auxiliar a las víctimas y controlar la acumulación de vehículos que pasaban por el punto. El flujo de los automotores fue suspendido para dar mayores facilidades a las unidades de socorro.