Roche: “El transporte fluvial simplemente no es factible”

  Actualidad

Roche: “El transporte fluvial simplemente no es factible”

Pasó de entrevistado a entrevistador. Su tono de voz, a lo largo de la cita con EXPRESO, fue de inquietud, de no entender cómo es posible que haya gente que alimente la “utopía” de volver a transportar a los guayaquileños por el río.

El gerente de la Autoridad de Tránsito Municipal, Andrés Roche (c), junto a parte de su equipo de trabajo: Fernando Amador, director del transporte público (i); Fernando Navas, director de planificación (segundo a la izquierda), y César Arias, consultor y

Pasó de entrevistado a entrevistador. Su tono de voz, a lo largo de la cita con EXPRESO, fue de inquietud, de no entender cómo es posible que haya gente que alimente la “utopía” de volver a transportar a los guayaquileños por el río.

El gerente de la Autoridad de Tránsito Municipal, Andrés Roche, recibe al equipo de este diario armado con todos sus técnicos y lo primero que hace es ratificar su postura ante la propuesta del doctor en Ingeniería Marítima, Hugo Tobar: “Si hay alguien que quiera invertir, me parecería asombroso. Porque el Municipio ya hizo un estudio y se concluyó que no es factible”.

Roche empieza un análisis lleno de preguntas que, a veces, él mismo contesta. “¿Usted cree que la ciudad de Guayaquil se merece experimentos fracasados que hagan perder el tiempo a esta ciudad que merece respeto?”, increpa.

Querer hacer el río navegable es, para el funcionario, una fantasía. “Podría funcionar como tema turístico, ¿pero sabe cuánto cuesta una embarcación para movilizar a personas a través de los afluentes?, cuestiona, y contesta: ‘hay lanchas que cuestan más de $ 600 mil’”.

En su ensayo ‘La ciudad que no quiere recuperar la grandeza de su río’, escrito en mayo pasado, el arquitecto, experto en urbanismo y catedrático de la universidad Católica, David Hidalgo, sostiene que una de las causas “del fracaso fluvial es que las élites han determinado qué es prioritario en la ciudad en función a lo que es rentable para ellas. Es decir, lo fluvial -que es coherente con la historia de Guayaquil, con sus condiciones geográficas y como un medio de transporte público- nunca entrará en la lista”.

El consultor experto en movilidad, César Arias, ahora parte del equipo de la ATM, no cree que se trate solo de rentabilidad. A través del programa de Naciones Unidas se realizó en 2004 un estudio del transporte fluvial y se pudo determinar que el área de influencia es baja, es decir, que este tipo de movilización no tiene acogida, por cuanto no conviene. “El pasaje para transportar a la gente del Guasmo al centro, saldría a$ 1,50”, explica el especialista.

Rafael Espinoza, presidente del Colegio de Ingenieros Navales del Guayas, admite que es posible que transportarse por el río sea un poco más costoso en relación a la Metrovía o al bus. Pero dice que aquel no es el asunto: “No se trata de sustituir, sino de complementar”.

Roche afirma que no de nuevo: “La nave que podría hacerle competencia a la Metrovía en velocidad y capacidad cuesta un millón y medio de dólares. Y las lanchas más económicas van lento. Hablar de transporte fluvial es perder el tiempo”.

El ingeniero panameño, Adán Vega Sáenz, presidente del Instituto Panamericano de Ingeniería Naval, exhorta a Guayaquil a no dejar de soñar: “Ninguna alternativa de transporte es barata y ninguna se paga inmediatamente. Hay que invertir para que la gente tenga mejor calidad de vida. Eso de que el río no funciona son paradigmas. Y los paradigmas deben desaparecer”.

EXPRESO consultó con la Subsecretaria de Puertos y Transporte Marítimo y Fluvial, que norma la actividad en el país, para averiguar costos, tipos de naves y otros detalles. Responderá esta semana.

Se reducirá el uso del auto

EXPRESO publicó ayer una nota en donde se abordaba la preocupación por el crecimiento del parqueo automotor de Guayaquil, que en diez años ha sumado al menos 600 mil vehículos.

Ante esta problemática, el gerente de la Autoridad de Tránsito Municipal, Andrés Roche, reconoció que llegará un momento en que se tenga que reducir el uso del vehículo en zonas de alta congestión.

El sistema de transporte masivo aerovía es parte de esta proyección. Como se ha socializado antes en este Diario, incluirá en su base de Durán parqueos dentro de la estación para quienes quieran dejar allí sus autos mientras van a Guayaquil.

También la flota de buses de ese cantón que llegan ahora a la ciudad deberá aminorarse. Roche sostiene que aún no hay números y que eso deberá determinarlo un estudio que aún no está listo.

El plan de movilidad incluye también la creación de corredores urbanos.