Robaban carros ‘bajo pedido’ y ‘rescate’

  Actualidad

Robaban carros ‘bajo pedido’ y ‘rescate’

La sala 104 de la Unidad Judicial de Santo Domingo de los Tsáchilas se tornó por unos minutos en una especie de salón de clases. Fue la tarde del pasado martes, cuando en varias filas de sillas se ubicaron a 19 sospechosos del delito de asociación ilíc

Operativo. La policía ejecutó 13 allanamientos en cinco provincias.

La sala 104 de la Unidad Judicial de Santo Domingo de los Tsáchilas se tornó por unos minutos en una especie de salón de clases. Fue la tarde del pasado martes, cuando en varias filas de sillas se ubicaron a 19 sospechosos del delito de asociación ilícita.

Los sujetos serían parte de una banda dedicada al robo de vehículos; unos ‘bajo pedido’, mientras que otros para pedir ‘rescate económico’ (extorsión). También se dedicaban a la receptación de objetos sustraídos de manera ilegal, según informaron las autoridades.

Todos fueron detenidos durante el denominado operativo ‘Renacer 3’ que, de manera simultánea, se ejecutó la madrugada de ese día en las provincias de Santo Domingo de los Tsáchilas, Esmeraldas, Orellana, Sucumbíos y Manabí.

La captura de los sospechosos fue el resultado de 13 allanamientos desarrollados en las provincias antes mencionadas.

Según informes policiales, ellos y otras cinco personas detenidas anteriormente y que, supuestamente operaban desde centros carcelarios del país, eran parte de una de las organizaciones delictivas.

El ministro del Interior, Diego Fuentes, detalló que una de las estructuras robaba vehículos en diferentes provincias. Luego exigían a los propietarios dinero para devolver el automotor, caso contrario era desmantelado y vendido por partes o en su totalidad.

La banda realizaba un estudio previo del vehículo y del dueño para conocer su poder adquisitivo. Luego del robo demandaban entre 500 y 5.000 dólares, según la gama del automotor.

De las operaciones de inteligencia -desarrolladas por la Unase- se desprende que los presuntos delincuentes se sustraían los vehículos utilizando una herramienta conocida como ‘bella’.

La segunda modalidad de robo era ‘bajo pedido’, que consistía en sustraer vehículos solicitados por ‘clientes’. Cuando utilizaban este método usaban la modalidad del “cañonazo”, interceptando y sometiendo a sus víctimas con armas de fuego para el robo del automotor, además utilizaban inhibidores de señal para el bloqueo del rastreo satelital del automóvil, informó Fuentes.

Cinco personas privadas de la libertad fueron notificadas del nuevo proceso. Ellos, según las autoridades, realizaban las llamadas desde los diferentes centros carcelarios. Además, se recuperaron seis vehículos, entre otras evidencias. PVC / EC