Retorna la incertidumbre a la Universidad de Guayaquil

  Actualidad

Retorna la incertidumbre a la Universidad de Guayaquil

Vacaciones. La universidad se encuentra en un periodo de vacaciones académicas. Las actividades estudiantiles se reanudan el 16 de octubre.

Jornada. Simpatizantes del rector lo esperaban en el Consejo Universitario, pero Galo Salcedo no llegó.

La alegría duró poco entre los simpatizantes del rector de la Universidad de Guayaquil, Galo Salcedo, quienes el miércoles pasado celebraron la decisión del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de frenar la ejecución de la destitución del funcionario resuelta por la Contraloría General del Estado. Ayer reprocharon el paso hacia atrás dado por la unidad judicial, que revocó la suspensión de remoción del cargo del titular universitario.

La incertidumbre volvió a la universidad más grande del país, que tiene más de 65.000 estudiantes; así como el debate de quién deberá reemplazar al rector, que ha sido sindicado por la Contraloría por la emisión de 28 títulos fraudulentos en la facultad de Jurisprudencia, entre el 1 de enero de 2015 y el 31 de diciembre de 2017.

A diferencia del miércoles pasado, Salcedo no salió a explicar los pasos que se darán en su defensa en los próximos tres días en que la resolución se ejecutoríe. Los encargados de hacerlo fueron su abogado personal, Carlos Robalino, y el procurador de la universidad, Romel Martínez.

Robalino dijo que se ha violado el art. 255 del Código Orgánico en el debido proceso. “Vamos a establecer la nulidad de la resolución de Contraloría, y si no tenemos respuesta al derecho de los tribunales nacionales, tendremos que acudir a los organismos internacionales de derechos humanos”, sentenció.

Valiéndose de una pizarra, Robalino explicó, con fechas, que el problema surgió por un retraso en la creación de la Unidad de Titulación de la facultad de Jurisprudencia, que ocurrió entre mayo del 2015 y marzo del 2016, antes de que Salcedo llegara a encargarse del rectorado (mayo 2016).

Según el estatuto de la universidad, la verificación del cumplimiento de los requisitos para la obtención de un título es responsabilidad del director de la carrera, del decano y del secretario de la facultad. “El rector lo que hace es legalizar o refrendar ese título, con base en el acta de grado que se emite en la facultad. Si los alumnos no cumplieron esos requisitos, era imposible que el rector lo supiera porque a él no le corresponde revisarlos”, acotó.

Además, aseguró que Salcedo sí denunció estas irregularidades ante la Fiscalía.

“Están violando los derechos constitucionales. Se quiere sancionar a un inocente”, reiteró.

El procurador de la Universidad indicó que el Consejo Universitario deberá reunirse en las próximas horas para conocer el tema y analizar la figura de reemplazo o destitución del cargo del rectorado.

El estatuto de la universidad señala que en caso de ausencia temporal del rector (no más de 90 días) será reemplazado por la segunda autoridad, que en este caso es la vicerrectora de Investigación, Gestión del Conocimiento y Posgrado.

También lo reemplazaría por ausencia definitiva hasta que concluya el periodo para el cual fue elegido el titular, siempre y cuando cumpla con los perfiles requeridos.

Y en este punto también hay problemas.

Polémica por el reemplazo

Dirigentes universitarios indicaron que Gulmara Borja, vicerrectora de Investigación, Gestión del Conocimiento y Posgrado, de la Universidad de Guayaquil, no cumple con los perfiles establecidos en el estatuto del alma máter para reemplazar al titular de la entidad. Basan su afirmación en un informe que realizó la Comisión Interventora de la universidad, una vez que terminó su periodo. Según indican, ella no tendría los años de servicio como docente que exige la ley.