Actualidad

Requiem por las Colectivas

Al parecer la suerte está echada para las Casas Colectivas. Se ha dicho que la edificación no es habitable. Que no podría resistir un sismo. Sin embargo, resistió el terremoto del 16 de abril sin sufrir ningún daño aparente. Además, hasta el momento no se ha hecho público el informe donde se indicarían los supuestos daños estructurales del edificio o el peligro que correrían sus moradores y que harían que la construcción sea inhabitable.

La edificación será demolida para construir en centro de salud, así lo han ratificado tanto el gobernador de la provincia del Guayas como la directora del IESS, institución dueña del edificio. ¿Tiene que ser necesariamente en el terreno de las Colectivas? ¿No existe otro terreno (vacío) para hacerlo?

Poco ha importado el destino de las más de 300 familias que habitan el edificio, algunas por generaciones. Tampoco ha importado el deseo de esas familias de regularizar su situación, ni las obras de mejoramiento que han emprendido por cuenta propia ¿Han ocupado ilegalmente el edificio estas familias o es el IESS quien ha actuado de manera negligente al dejarlo a su suerte?

A nadie parece importar el valor patrimonial del edificio. El primero con departamentos de interés social de alquiler, que se levantó en la ciudad en 1950, con proyecto del arquitecto guayaquileño Héctor Martínez Torres, quien lo diseñó tomando como referente soluciones similares que había visto en Londres, cuando cursaba sus estudios de posgrado en Urbanismo y Planificación Urbana. ¿Qué piensa de esto el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural? ¿Cuándo se pronunciará la Municipalidad de Guayaquil?

Si el edificio es demolido, se echará por tierra una inversión que hizo el Estado en su momento, para levantar otro que significará invertir nuevamente en el mismo lugar ¿Se han preguntado si el mismo edificio podría ser acondicionado para el nuevo uso previsto?

¿Las Casas Colectivas serán un ejemplo de que hay instituciones que cuando no son capaces de enfrentar y solucionar un problema -causado en muchos casos por ellas mismas- prefieren resolverlo con dinamita?

colaboradores@granasa.com.ec