Relevo economico

  Actualidad

Relevo economico

El banco Credit Suisse vaticina el cambio en el equipo económico, y añade a paso seguido que “la deuda parece haberse convertido en el nuevo petróleo de Ecuador”. La realidad lo corrobora pues, a partir de 2014 el endeudamiento ha sido el recurso utilizado para argumentar que hay crecimiento económico y no depresión. El abuso es de tal magnitud que $30.000 millones de deuda alimentaron gasto corriente, contrariando la ley.

La situación que se vive es el legado del equipo económico en funciones. Equipo que propone más de lo mismo como plan económico: impuestos, aranceles, restricciones al comercio, gasto público desenfrenado, y el uso del dinero ajeno para alimentar el malgasto local.

El Gobierno presidido por el licenciado Moreno siembra ambigüedades en lo económico. Las mantiene pues su objetivo es el de conquistar la iniciativa política que, según su visión e inclinación, requiere la participación de las huestes otrora correístas. Encaja así dentro del plan la presencia del “equipo de transición” para mantener la apariencia de que se conserva la línea, sin “mover el piso”.

Pero se trata de una estrategia sin sustento y condenada al fracaso. Las cabezas de las políticas monetaria y fiscal son contrarias a las medidas que se requieren para restaurar la economía. Tales medidas empiezan por la liberación de las amarras del predominio fiscal, transfiriendo la responsabilidad del crecimiento donde pertenece, esto es a los sectores productivos. Ello requiere entender correctamente que las importaciones no afectan los empleos, por el contrario, los crean a través del comercio lícito; que los aranceles altos provocan y no destierran el contrabando, y que el proteccionismo favorece a unos pocos y castiga a las mayorías; que los impuestos arrancan los recursos de la producción para entregarlos al consumo burocrático, y que las regulaciones no mejoran las prácticas de comercio, sino que alimentan la corrupción. Entender, además, que todas las obligaciones constituyen deuda, y que es un delito propalar conceptos falsos como aquel de que existe una deuda consolidada que no se debe pagar. La economía siempre pasa la cuenta. Y esta crece exponencialmente mientras permanecen como autoridades quienes crearon los problemas que hoy se busca erradicar.