Reinventar al pais

  Actualidad

Reinventar al pais

Queda claro. Con buena parte la institucionalidad presente, además de corrupta, ineficiente, el Ecuador no sale del bache. No se trata, lo anticipo para curarme en salud de la opinión de los estultos, de que sugiero rechazar todo lo construido en el pasado. (Cuando planteé la necesidad de construir una nueva república, no faltaron quienes hicieron gala de argumentos en defensa de la vieja institucionalidad republicana, diciendo que querían seguir viviendo en la república de Rocafuerte, de Alfaro, olvidando que ambos fueron patriotas revolucionarios que empujaron cambios sustantivos en el Ecuador de su tiempo.) De allá para acá han pasado bastantes años y cada vez es más urgente revisar, reimaginar, innovar y por supuesto, también ratificar. Asimismo, al pasar revista, parte de las novelerías del presente, tal cual ahora el tristemente célebre Cpccs, hay que tomar urgentes medidas correctivas. Igualmente deben hacerse cambios profundos en la Asamblea Nacional, retornar al bicameralismo, por ejemplo.

Por el estilo, no es difícil admitir que nuestra educación, desde la básica a la superior, se nos ha quedado obsoleta, salvo unos pocos centros que hacen esfuerzos por estar “al día” para conseguir “estar al mañana.”

En definitiva, creo que es tiempo de empezar a dejar de vivir en el pasado, recordando las glorias de otros, y empezar a soñar, a imaginar el país que queremos ser, sin corrupción, sin inseguridad, sin constantes incertidumbres, sin respeto de otros países cuyas empresas nos roban en los sobreprecios y nos dejan sin ética con los sobornos.

Creo, igualmente, que no se trata de adoptar actitudes pesimistas pensando que el Ecuador se va hundir irremisiblemente. Por el contrario, con optimismo sustentado en lo pueden aportar las nuevas generaciones, sumado a la sabiduría de algunos representantes de las anteriores, decidiendo superar los lastres actuales, el país tiene todo el potencial que hace falta para reemerger, para salir del bache y brillar en el continente pero... hay que actuar, tal cual lo hicieron países como Israel.