Actualidad

Reformas al Codigo Integral Penal

Reformas al Código Integral Penal

A cinco meses de terminar el período legislativo todavía quedan proyectos pendientes en la Asamblea Nacional.

La mayoría son los proyectos sociales presentados por los legisladores de las filas de la lista 35 y de la oposición.

La mayoría parlamentaria no alcanzó, el año pasado, a cuadrar su agenda para dar un tratamiento prioritario a las iniciativas que no sean del Ejecutivo. Los proyectos de urgencia económica para imponer nuevos impuestos, sobrepasaron la lista de iniciativas legislativas armada por los verdeflex.

En ese listado está, por ejemplo, el Código de la Salud que no termina de cuajarse desde hace tres años, o la ley de Movilidad, que fue una de las promesas de campaña de PAIS hace una década.

Esas propuestas y otras se quedaron ‘colgadas en el armario parlamentario’ hasta última hora. Incluso, el Ejecutivo pasó, la última semana de diciembre, otro proyecto: ley de la Amazonía, que regula el financiamiento para los gobiernos autónomos de las seis provincias de esa región.

Para Marisol Peñafiel, legisladora de PAIS por Imbabura, la Asamblea ha hecho un arduo trabajo, su plan operativo anual está casi terminado: ha logrado aprobar el 87 % de los proyectos. “Hay temas indelegables que no se deben dejar de tratar como el Código de la Salud. Es indispensable hablar sobre leyes que resuelven los problemas sociales y cotidianos de los ecuatorianos, no solo de leyes económicas”, reconoció en diálogo con EXPRESO.

La pregunta que surge es si Alianza PAIS alcanzará a debatir y aprobar los proyectos relegados. Por ahora, es difícil pronosticar si el movimiento gubernamental llegará o no a cumplir la meta del 100 por ciento que se impuso al llegar al hemiciclo de la Asamblea.

En la práctica a los cinco meses que restan de gestión hay que descontar enero. Este es un mes electoral, la campaña arranca el 3 de enero y varios parlamentarios de la bancada oficialista que tienen la intención de repetir la curul (36) se ausentarán y dejarán como reemplazo a sus alternos. Lo mismo hará un buen grupo de la oposición.

También habrá que restar el receso parlamentario que empezará el 31 de enero y terminará el 19 de febrero. En esos 20 días, los asambleístas estarán de lleno en el último tramo de la campaña.

Con ese calendario recortado será difícil cumplir con todos los proyectos de la agenda legislativa. Incluso, los miembros de la lista 35 creen que no llegarán a tratarlos.

Según Mary Verduga, legisladora de PAIS por Santo Domingo de los Tsáchilas, el tiempo queda corto y será difícil aprobar todos los proyectos previstos. “Hay temas que han tomado más tiempo porque necesitaron ser consultados con muchos sectores sociales para lograr acuerdos”, explicó a este Diario.

En esa lista de iniciativas, además, está el Código Administrativo (COA), por ejemplo, que está listo para el segundo debate, según la Comisión de Justicia. El código, que tiene cuatro libros, eliminará y simplificará los procedimientos en toda la administración pública y mejorará la atención a los ciudadanos, dice el texto.

O el Código de Entidades Ciudadanas, que se analiza en la Comisión de Relaciones Internacionales. Este pretende regular la estructura de la Policía Nacional, la profesión policial y el régimen sancionatorio, entre otras.

Pero la oposición está segura de que Alianza PAIS no alcanzará a votar esas iniciativas relegadas.

César Umajinga, asambleísta de Pachakutik-Unidad Popular, subrayó que resultará complicado aprobar esos temas pendientes. “El ritmo de la Asamblea lo impuso el Gobierno central. Pero hay vacancia legislativa y regresaremos al plenario después de las elecciones. No hay tiempo”, dijo.

En la lista de pendientes, también están siete propuestas que ha presentado la oposición en los últimos dos meses. Aunque estas, probablemente, no se tomarán ni en cuenta. Por ejemplo, la reforma a la Ley Orgánica de los Consejos Nacionales para la Igualdad, cuyo autor es Arcadio Bustos, de Sociedad Patriótica. O la Ley Orgánica Reformatoria a la Ley Orgánica de Servicio Público, del independiente Luis Tapia, quien va a la reelección.

El Código Integral Penal (COIP) es, quizá, una de las normas con el mayor pedido de reformas en la Asamblea Nacional.

Hasta el cierre de esta edición, había 22 proyectos de reformas al Código.

La ley se aprobó en 2014 y ya fue modificada. En camino hay más cambios.

Por ejemplo, el último presentado por las filas del oficialismo pretende especificar el tratamiento de los casos de violencia psicológica contra las mujeres y los efectos en su vida. En 2016, la Fiscalía recibió 17.781 denuncias por violencia psicológica, es decir, un promedio de 118 denuncias al día. Sin embargo, solo se han dictado 30 sentencias.

Según la propuesta, hay detención de seis meses a tres años.