Actualidad

Una reforma que trae expectativa para la educación superior

En un mes, el Gobierno entregará los primeros cambios en educación superior. La libertad universitaria y de los estudiantes es base de la propuesta

Lasso- reforma- universidades
El Gobierno recogerá las recomendaciones de los rectores y otros actores cercanos a la educación superior en las dos primeras semanas de julioCortesía

Un primer encuentro que deja un buen sabor. El Gobierno propone dividir en dos partes la reforma a la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES). La primera será entregada a la Asamblea Nacional a mediados de julio y se espera que esté aprobada, a más tardar, a finales de año.

El presidente Guillermo Lasso y el secretario de Educación Superior, Alejandro Ribadeneira, se reunieron el jueves con los rectores de algunos centros de estudios superiores del país. Ahí explicaron cuál es la propuesta que, según el mandatario, se resume en libertad para las universidades y para los jóvenes que buscan estudiar en ellas.

FEUE-protesta-recorte-presupuestos

La dirigencia universitaria pide ser escuchada en la toma de decisiones

Leer más

A las primeras les propone una reforma para que logren una libertad tal que les permita establecer extensiones universitarias, expandir las carreras que crean necesarias y que demande el mercado y puedan desarrollar nuevas modalidades de educación.

El sistema actual ha estandarizado cosas que no se pueden en un sistema universitario que es diverso

Gilda Alcívar,
rectora de Universidad Ecotec

En la actualidad hay más de 500 solicitudes de nuevas carreras represadas en el Consejo de Educación Superior y la Secretaría del ramo. Gilda Alcívar, rectora de la Universidad Tecnológica Ecotec, dice que si esa propuesta se llega a concretar tendrá varios efectos positivos.

“En esas instancias los tiempos de aprobación de una carrera podrían extenderse por un año o más. A veces la demora no tenía que ver con cuestiones de calidad del programa que se ofrecía, sino que se encontraba con posiciones un poco más ideológicas”, señaló.

Entre los rectores consultados por EXPRESO hay la sensación de que la ampliación de la oferta académica podría contribuir al ansiado incremento de cupos universitarios que es lo que busca el Gobierno revertir. En la actualidad de los 210 mil estudiantes que se gradúan como bachilleres, solo 90 mil logran ingresar al sistema de educación superior público y privado.

También se debe propiciar una conexión con la educación secundaria para que este plan funcione.

Joaquín Hernández,
rector de la UEES
UEES Odontología

Las universidades privadas vuelven al aula para prácticas

Leer más

Joaquín Hernández, rector de la Universidad Espíritu Santo, dijo a este Diario que las universidades particulares han ampliado la cobertura en un 40 % para la población estudiantil, pero podría ser más si se eliminan una serie de medidas y requisitos dirigidos al sistema de educación superior y se le dota de una verdadera autonomía.

“Tanto el presidente como el secretario dispusieron a las autoridades del Consejo de Educación Superior y del Consejo de Acreditación que todos los reglamentos secundarios que se interpongan al objetivo de hacer más autónomas a las universidades, sean revisados y de hecho probablemente desaparezcan más de la mitad”, dijo Hernández.

En lo que hay menos claridad es en cómo la eliminación del Examen de Acceso a la Educación Superior (EAES) y su reemplazo por el Test Transformar va a garantizar la libertad de los estudiantes que quieren ingresar a la universidad. Alcívar reconoce que la prueba anterior estaba desfasada con la realidad de la educación secundaria, frente a la nueva que buscaría valorar competencias y talentos, aunque no se ha establecido cómo será aplicada a la hora de elegir la carrera.