Un reencuentro de 40 adultos mayores, tras los sismos

  Actualidad

Un reencuentro de 40 adultos mayores, tras los sismos

Un almuerzo especial fue preparado para celebrar la reunión. Secario Márquez, de 72 años, uno de los que regresaron, dice que asistir al centro le ha devuelto la alegría. “Antes me quedaba en casa solo. Mis familiares salen a trabajar. Me gusta cultiva

Alimentación.  En el centro reciben desayuno,  refrigerio y almuerzo.

Hubo alegría, abrazos, risas y una buena comida. Así fue el reencuentro de 40 adultos mayores que, tras los sismos del 16 de abril y 18 de mayo, regresaron el fin de semana al centro de atención diurno, en el cantón Muisne.

Ese lugar de acogida, que está ubicado en el local donde funcionaba la escuela Vicente Rocafuerte, es mantenido por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), en convenio con la fundación Agua Muisne.

Un almuerzo especial fue preparado para celebrar la reunión. Secario Márquez, de 72 años, uno de los que regresaron, dice que asistir al centro le ha devuelto la alegría. “Antes me quedaba en casa solo. Mis familiares salen a trabajar. Me gusta cultivar plantas, también hago manualidades, así me entretengo”, menciona.

Heriberto Napa, responsable de la Fundación Agua Muisne, señala que en el centro reciben desayuno, refrigerio y almuerzo. Además de ayuda psicológica, hay actividades como caminatas, manualidades, control de salud, entre otras.

Maribel Lara, responsable de la Unidad de Adultos Mayores, indica que la inversión del gobierno para atender estas necesidades es de 320.000 dólares. Ese monto está destinado para 720 personas en el distrito Esmeraldas.

Tras el terremoto del 16 abril, los adultos mayores de Muisne se dispersaron. Un grupo se ubicó en refugios en el sector de Nuevo Muisne, mientras que otro permaneció en la isla.

Desde el pasado 23 de mayo se evidencia el retorno de un considerable número de familias a la isla, para continuar con sus actividades cotidianas. MT