Actualidad

Reabren los mercadillos navidenos en Berlin

Los mercadillos navideños de Berlín, menos el que fue atacado este lunes y donde murieron doce personas y otras 50 resultaron heridas.

En Hamburgo las fuerzas de seguridad han elevado su presencia en los mercadillos.

Los mercadillos navideños de Berlín, menos el que fue atacado este lunes y donde murieron doce personas y otras 50 resultaron heridas, reabrieron hoy tras un día de cierre en recuerdo de las víctimas.

Además, el gestor del mercadillo en la Breitscheidplatz, donde irrumpió un camión embistiendo a la multitud, anunció que prevé reabrir el 22 de diciembre, mientras a su alrededor continúan los homenajes a las víctimas del atentado con flores, velas y mensajes y las zonas precintadas por la policía.

En muchas ciudades grandes y medianas de Alemania, parejas de agentes patrullan, ametralladora en mano, por las callejuelas entre puestos de recuerdos, casetas de comida y atracciones para niños de los mercadillos.

Además, en algunas de estas instalaciones se están colocando, a raíz del ataque de Berlín, grandes bloques de hormigón en las entradas, para impedir el paso a los vehículos.

En el mercadillo principal de Núremberg (sur), el mayor y más turístico de Alemania, todas las entradas están bloqueadas por camionetas de la policía; y en el mayor de Stuttgart (suroeste) se han bloqueado los accesos con barreras que vigilan policías con armas automáticas.

En el gran mercadillo de Magdeburgo (este) patrullan también agentes armados y en los 18 de Múnich (sur) se ha destacado a más de un centenar de policías.

En Hamburgo (norte) las fuerzas de seguridad han elevado su presencia en los mercadillos, patrullando con chalecos antibalas y ametralladoras, colocado bloques de hormigón en los accesos y desviado el tráfico de camiones de las proximidades.

Dortmund (oeste) ha prohibido temporalmente la entrada de vehículos pesados en el centro de la ciudad durante las navidades, y en Kassel (oeste) y Dresde (este) también se han instalado bloques de hormigón en torno a sus principales mercadillos.

Además, algunas de estas instalaciones tradicionales han querido recordar a las víctimas de Berlín con minutos de silencio, como en Kiel (norte), Düsseldorf (oeste) y Dortmund (oeste), o apagando las luces y música de forma simbólica, como en Eisenach (centro).

El ministro de Interior, Thomas de Maizière, defiende en una entrevista publicada este 21 de diciembre en diario “Bild” que los alemanes vuelvan a visitar los mercadillos a unos días de Nochebuena. “Claro que entiendo que haya personas preocupadas y claro que cada uno debe decidir por sí mismo, pero no debemos dejar que otros destrocen nuestro modo de vida en libertad”, aseguró.