Radio Pichincha subcontrata y se queda con un vuelto

  Actualidad

Radio Pichincha subcontrata y se queda con un vuelto

El medio, pese a haber afirmado que tenía personal y experiencia, no ejecuta el contrato que le dio la Prefectura Ni transparenta la información

Anuncio. En el puente de la avenida General Rumiñahui hay una valla.
Anuncio. En el puente de la avenida General Rumiñahui hay una valla.EXPRESO

La capacidad de Radio Pichincha para cumplir con un contrato de $ 481.902 que le entregó la prefecta Paola Pabón deja en el aire una pregunta. ¿Le faltan equipos, experiencia o personal a la radio? En papel, no. Cuando obtuvo el contrato afirmó, en su propuesta técnica, contar con todo lo necesario para cumplir los servicios de comunicación requeridos por la Prefectura de Pichincha para el Bicentenario.

La realidad es que Pichincha Comunicaciones ha subcontratado al menos cinco de los ocho productos comunicacionales que le pidieron. El dinero de la Prefectura pasó de sus manos a las de contratistas privados, pero la radio se quedó con un vuelto.

WhatsApp Image 2022-03-20 at 15.04.10

Los correístas se enchufan a la Prefectura de Pichincha

Leer más

En el contrato 237-DGCP-2021, entre la Prefectura y Pichincha Comunicaciones, figura un rubro por el diseño, creación y distribución de 2.250 kits impresos con herramientas didácticas. Estos paquetes incluyen cuentos, juegos, diagramación y afiches.

Por estos productos, la Prefectura le da $ 100.000 a la radio. Esta decide no elaborar el material, ni hacer la diagramación o el contenido, y le encarga el trabajo a otra empresa, a la que le paga $ 44.346. El vuelto de $ 55.654 se queda en el medio de comunicación público por triangular el contrato.

Este Diario pidió información a Orlando Pérez, gerente de Pichincha Comunicaciones, y a la Prefectura. Pérez dijo que daría una entrevista el viernes 20 de mayo, pero hasta el cierre de esta edición no ha atendido.

La misma pauta se repite en otros productos que le solicitó la Prefectura. Por un documental y 12 videos promocionales con contenido histórico sobre el Bicentenario y con subtítulos en kichwa, el gobierno autónomo cancela $ 79.199. El producto pasó de las manos de la radio a las de un contratista privado al que le cancelarán $ 59.000.

WhatsApp Image 2022-03-01 at 4.44.42 PM

La Prefectura de Pichincha da más de un millón de dólares a su radio

Leer más

En la nómina de la Radio consta que tiene cinco productores audiovisuales que ganan sueldos de $ 1.200 al mes. Pero ninguno de ellos ha elaborado los videos. Tampoco ha asumido el proyecto el propio equipo de comunicación de la Prefectura, que tiene más de 30 funcionarios, cuyos perfiles son de productores audiovisuales, fotógrafos, camarógrafos, diseñadores, periodistas, locutores.

Otro rubro en el que hubo vuelto es la colocación de ocho vallas publicitarias y afiches en taxis y buses. La Prefectura le pagó a la radio $ 102.000. Esta subcontrató ese mismo servicio y pagó $ 65.400. ¿Por qué la Prefectura no buscó directamente una agencia de comunicación? No hay respuesta.

En los documentos subidos al portal de Compras Públicas no se detalla la justificación para subcontratar trabajos. Simplemente se indica que son requerimientos para cumplir a tiempo el contrato de la Prefectura.

Además, la información está incompleta. Los contratos no han sido subidos, pero ya se han hecho los trabajos. En el llamado Puente 1, de la avenida General Rumiñahui, ya está colocada una valla sobre los conciertos que se hicieron por el Bicentenario. Pero aparece “en proceso”, como si recién se estuviera buscando un proveedor. Por esta falta de transparencia, los ciudadanos no pueden conocer cómo se administran los fondos públicos.

Las subcontrataciones también se dan justo en medio de la salida de cuatro funcionarios de Radio Pichincha, quienes dejaron sus cargos por “negarse a firmar esos contratos”, pues les llegó una lista con nombres de empresas a las que tenían que adjudicar los productos.el Detalle

Contratos. La Prefectura se gastó en un mural 480.000 dólares. El proyecto es para “atraer el turismo” y ser un “ícono de arte”.