Actualidad

Quito: Las cuatro alertas en las compras públicas de la capital

La comisión Quito Honesto detecta anomalías en los procesos de 2019. La entidad casi desaparece en la administración de Mauricio Rodas.

metro de quito
La obra, que está en proceso, todavía no tiene fecha de inauguraciónarchivo
repavimentación

Quito: La repavimentación tiene un avance del 70 %

Leer más

Hay novedades. El Municipio de Quito y las 62 entidades adscritas que tiene presentan errores recurrentes a la hora de contratar obras, bienes y servicios. Solo en 2019, según un análisis de la comisión Quito Honesto, se detectaron cuatro prácticas que, aunque son negativas, son permanentes en la administración municipal.

¿Cuáles son las recurrencias que llaman la atención de las autoridades de control? Michel Rowland, presidente de la entidad municipal Quito Honesto, explicó que desde que inició su gestión -en junio del año pasado- se dedicó a revisar procesos anteriores y se han logrado examinar 51.840 compras públicas. El organismo tuvo una actividad limitada en las alcadías de Augusto Barrera y Mauricio Rodas e incluso estuvo a punto de desaparecer entre 2015 y 2018.

De ese estudio se concluye que 32 entidades cometen algún tipo de anomalía. Puede ser desconocimiento pero también un acto de corrupción. Seis de los procedimientos pasaron a la Fiscalía General del Estado, la Contraloría o la Procuraduría del Municipio.

CASA PATRIMONIAL

Quito gastó más de $10 millones para reparar sus bienes patrimoniales

Leer más

Los casos encontrados no son solo fruto de investigaciones propias de la comisión. La entidad está abierta a las denuncias ciudadanas de actos de corrupción en el Municipio, sus administraciones zonales, agencias metropolitanas, empresas públicas de la ciudad, unidades de salud, secretarías, Bomberos, Patronato y el propio Quito Honesto. 

Tras la revisión del organismo de control local, entre 2015 y 2019, se detectaron cuatro errores cotidianos. 

  1. Ínfima Cuantía. Las autoridades competentes de las entidades municipales fraccionan una compra para que no llegue al monto de mínimo de control. Así se saltan procesos de transparencia. En un ejemplo, en lugar de comprar un solo paquete de papelería, se hacen adquisiciones más pequeñas para esquivar los procesos de revisión.
  2. Único proveedor. El Municipio y sus entidades adscritas hacen licitaciones con un solo proveedor y es el mismo para varios contratos de distintas empresas públicas metropolitanas. La falta de competencia despierta sospechas.
  3. Régimen Especial. Las entidades municipales continúan comprando bajo régimen especial (con libertades en el control) pese a que esa práctica es cuestionada -si se hace mal- por el gobierno central y por el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop).
  4. Desconocimiento. Para Quito Honesto, varios funcionarios que están a cargo de las compras públicas del Municipio no están capacitados e incumplen la ley por desconocimiento. 

Si un ciudadano detecta anomalías en la ciudad puede presentar denuncias usando los canales que explica Michel Rowland en el siguiente video: