Los quiteños, agobiados por la inseguridad y la delincuencia

  Actualidad

Los quiteños, agobiados por la inseguridad y la delincuencia

Una encuesta revela los problemas de la ciudad. El desempleo y la deficiente movilidad también preocupan. Las esperanzas de mejoras se desvanecen

Quito- encuesta- Cedatos
El informe fue presentado ayer y recoge datos de este año. Es la tercera edición en la que se presenta el documento.René Fraga/ EXPRESO

El optimismo va en caída libre y no es para menos. Con un ojo puesto en sus productos y el otro en la calle, para ver quién ingresa, atiende Elizabeth (no da su apellido) su local de abastos ubicado en el sector de la Prefectura de Pichincha, en el ingreso al centro de Quito.

A diario escucha los gritos desesperados de gente que es atracada y los sonidos de las motos en la huida. En la noche, cierra su negocio mientras a pocos pasos los microexpendedores venden droga. “Toca saludar con todos, tenerles de parte, pero una sale siempre de aquí con nervios”, dice la joven comerciante.

Para los quiteños, el principal problema que enfrenta la ciudad en este 2022 que está por terminar es la inseguridad y la delincuencia, según los datos recabados por el colectivo Quito Cómo Vamos con el apoyo de la encuestadora Cedatos y la Fundación Ciudadanía y Desarrollo (FCD), que se hicieron públicos ayer.

jardines en Capelo

Rumiñahui fragua ideas verdes que limitan actos vandálicos

Leer más

Esto está incidiendo en la calidad de vida de los habitantes de Quito. Según Mauricio Alarcón, director de FCD, muchos han optado por dejar de realizar ciertas actividades o acudir a determinados lugares con el objetivo de evitar ser víctimas de la delincuencia y así evitar pasar un mal rato. Eso se refleja en las cifras. El 50% de los encuestados dijo que no ha acudido a ningún tipo de actividad pública o cultural en los últimos tres meses.

“Todos vemos que los parques, el espacio público, en general, son cada vez menos visitados y ocupados por los ciudadanos”, dijo Alarcón durante la presentación del informe.

Eso lo vive a diario Mayra Granja, quien tiene una pizzería en el norte de la ciudad y ha sido víctima de asaltos en dos ocasiones. Ella siente que la inseguridad está ahuyentando a los clientes y muchas veces se ha visto obligada a cerrar su restaurante antes de las 19:00, cuando hace poco el movimiento empezaba precisamente en horas de la noche.

El segundo problema que enfrentan los capitalinos es el desempleo, que bien podría explicar el crecimiento del primero. Apenas el 44% de la población económicamente activa cuenta con un trabajo adecuado y de ese porcentaje, únicamente el 40% de plazas están siendo ocupadas por mujeres, según este informe.

El desempleo llega al 11%, en tanto que la economía informal va en aumento y se ubica en el 26%. La pobreza por necesidades básicas insatisfechas creció en un 0,7% entre 2019 y 2021 y la pobreza multidimensional aumentó un 0,4% en igual período de tiempo.

La movilidad y la mala calidad del transporte público es un tercer factor considerado problemático y que afecta la calidad de vida de los habitantes de la ciudad. Daniela Chacón, vocera del colectivo, señaló que prácticamente ya no existen las consideradas horas pico, porque estas pueden ser en cualquier día y hora.

sitios llenos de pancartas

Casi un millón de dólares destina el Municipio para limpiar la ciudad

Leer más

Reveló que un viaje promedio, corto, puede durar hasta 40 minutos en vehículo particular y hasta 77 minutos en un bus de transporte urbano. En contraparte, los desplazamientos en bicicleta, scooter o incluso a pie se los puede hacer en un promedio de 25 minutos.

Todo este panorama hace que los habitantes de Quito crean en un 71% que las cosas van por mal camino, cinco puntos porcentuales más de la percepción en 2021. Solo un 28% tiene la esperanza de que las cosas mejorarán en el futuro.

Por eso, estos colectivos ciudadanos se han propuesto trasladar estas cifras e inquietudes a los candidatos a la Alcaldía de Quito para que, a través de este estudio técnico, los aspirantes empiecen a pensar en las soluciones a las inquietudes que tienen los ciudadanos.