Todo lo que quise yo...

  Actualidad

Todo lo que quise yo...

Al cumplirse los 100 años de la muerte de Medardo Ángel Silva, Guayaquil y Ecuador deben rendirle tributo especial a este poeta que, siendo casi un adolescente, a sus 21 años se arrancó la vida por la falta del cariño de su amada. Guayaquileño nacido el 8 de junio de 1898 en el barrio de La Merced, se crió con su madre al quedar huérfano a los 4 años. Autodidacta, fue de clase social modesta y descendiente de mulatos, lo que marcó su destino trágico. Estudió en la escuela Filantrópica y en el colegio Vicente Rocafuerte, del que se retiró sin terminar los estudios, por lo que entre 1913 y 1916 se dedicó con ahínco a su labor poética, conociéndoselo como El Niño Poeta.

Medardo Ángel Silva vivió una infancia signada por la necesidad, pobreza y orfandad. La depresión y el pesimismo fueron su sino. Fue incomprendido y hasta cierto punto marginado en una sociedad cerrada y con prejuicios, en la que se decía que frecuentaba burdeles y consumía opio, usual en los callejones de su barrio. Invocaba a la muerte en sus poemas, refriéndose a ella como la Libertadora, La Extraña Visita, Muda Nodriza, La Enmascarada, y con muchas otras denominaciones que servirían como títulos de sus poemas. Sin ser de la aristocracia guayaquileña o quiteña, formó parte de la Generación de los Decapitados, con Ernesto Noboa y Caamaño (guayaquileño) y dos quiteños, Arturo Borja y Humberto Fierro, quienes fueron los precursores del modernismo en el Ecuador.

Al escribir: “Se va con algo mío la tarde que se aleja// mi dolor de vivir es un dolor de amar// y al son de la garúa, en la antigua calleja// me invade un infinito deseo de llorar”, evidencia su amor no correspondido. Dos días después de haber cumplido los 21 años de edad, un 10 de junio de 1919, asistió a la casa de Rosa Amada Villegas, su amor platónico, y ante ella sacó el arma para dispararse en la cabeza. Cumplió lo que vaticinó en su poema Alma en los labios: Cuando de nuestro amor// la llama apasionada// dentro tu pecho amante// contemples extinguida// ya que solo por ti// la vida me es amada// el día en que me faltes// me arrancaré la vida.