La pugna por el CPCCS ‘da aire’ a intereses partidistas

  Actualidad

La pugna por el CPCCS ‘da aire’ a intereses partidistas

El Ejecutivo “gana tiempo” en el concurso de contralor mientras se dilucida la restitución de cuatro consejeros. La oposición acecha desde el Legislativo

DESIGNACION-SUPER-DE-BANCOS
La designación del superintendente de Bancos, según Henry Cucalón, fue un acto de una “medida de hecho” que tiene como objetivo demostrar que los procesos continúan.ARCHIVO

La pugna por las cuatro consejerías de Participación Ciudadana, según expertos, da un respiro a los intereses del Ejecutivo sobre la designación de las autoridades de control, en especial, del concurso de designación del contralor general del Estado. Sin embargo, también consideran que las organizaciones políticas de oposición en el Legislativo, la Revolución Ciudadana y el Partido Social Cristiano, no quedan relegadas y que este letargo legal por las consejerías les permite rearmar sus estrategias.

Acto. Tras una sesión de cinco horas, Roberto Romero fue posesionado como la nueva máxima autoridad de la Superintendencia de Bancos del Ecuador.

Asignan a Roberto Romero como el nuevo superintendente de Bancos

Leer más

“Hay victorias parciales”, indica a este Diario el jurista y exasambleísta Henry Cucalón y explica que tanto el Gobierno como la Asamblea Nacional se están beneficiando de la pugna a su manera. En el caso del Ejecutivo, según continúa el exlegislador, la afinidad de fondo que se entrevé tiene el oficialismo con Hernán Ulloa permite “pactos de poder” que allanan el camino para realizar “medidas de hecho que reflejan que ellos (los cuatro consejeros restituidos) están actuando” como la devolución de la terna a la Corte de Justicia o la designación de la ‘Super’ de Bancos.

AntecedenteEl 18 de noviembre de 2022, cuatro consejeros de Participación Ciudadana fueron destituidos por presunto incumplimiento de sus funciones.
INTENTO DE POSESION SUPLENTES CPCCS

El miércoles 7 se resolverá una de las acciones pendientes en favor de los vocales del CPCCS

Leer más

Estas medidas de hecho de los consejeros restituidos, según explica Cucalón, pueden leerse como una forma de “ganar tiempo (del Ejecutivo)” para que los concursos, en especial el de contralor, culminen y que “la oposición no logre su objetivo de (captar) la designación de las autoridades de control” a través del Consejo de Participación Ciudadana.

Por otro lado, Ruth Hidalgo, jurista y directora de la Corporación de Participación Ciudadana, señala que “los que tienen ventaja son los que tienen la mayoría de los votos” en la Asamblea Nacional. Esto, según Hidalgo, debido a que independientemente de qué decida la justicia sobre los cuatro consejeros de Participación, las decisiones que se van a tomar por la “fuerza de la mayoría” estarían encaminadas en sus intereses partidistas que, en este caso, es la salida de los cuatro consejeros a toda costa.

El mensaje de ‘estoy en funciones pese haber sido destituido’ puede verse como una forma de ganar tiempo para que la oposición no logre su objetivo de captar el Consejo.

Henry Cucalón, jurista y exasambleísta

Postura que comparte Cucalón e indica que si la justicia falla a favor de los cuatro consejeros y señala que fueron ilegalmente destituidos, “(la oposición) los va a volver a enjuiciar porque tienen los votos para hacerlo”. Esto, tanto para Cucalón como Hidalgo, da pistas a que el problema político continuará y que el verdadero enfoque debe estar en cómo dejar de lesionar la “poca institucionalidad que tenemos”.

(La oposición) saldría ganando porque tiene la fuerza de la mayoría de votos (en la Asamblea Nacional). Esto solo es positivo para sus intereses, pero no para la democracia del país.

Ruth Hidalgo, jurista y directora de la Corporación de Participación Ciudadana.

UN RECURSO PENDIENTE POR RESOLVER

A las 14:30 del 7 de diciembre de 2022 se resolverá una de las acciones de protección con medida cautelar presentadas por los consejeros destituidos Hernán Ulloa, Francisco Bravo, María Fernanda Rivadeneira e Ibeth Estupiñán. Este es uno de los quince recursos constitucionales presentados en favor de los consejeros para evitar su destitución de sus cargos.