Los puertos privados lanzan una alerta al Gobierno de Guillermo Lasso

  Actualidad

Los puertos privados lanzan una alerta al Gobierno de Guillermo Lasso

La Asociación que reúne a las terminales privada señala que el presidente de la República propone cerrar sus operaciones.

Cobre
Fertisa es una terminal por donde ha salido cobreGuillermo Lizarzaburo

La Asociación de Terminales Portuarios Privados del Ecuador (Asotep) criticó parte del proyecto de ley de Creación de Oportunidades enviado por el presidente de la República, Guillermo Lasso, a la Asamblea Nacional.

Canal. Con la profundización del canal los buques llegarán a la ciudad  con mayor cantidad de carga.

Cinco grandes se apuntan al dragado

Leer más

“La Disposición Transitoria Décimo Cuarta del Proyecto de Ley condena a los puertos privados a su desaparición. Dispone el cierre de estos en 5 años, niega la posibilidad de inversión en el sector y encarece durante ese plazo su actividad, equiparándolos con concesionarios que se benefician de infraestructuras y activos públicos”, señala Asotep

Oscar Hasbún

Oscar Hasbún: “Nos sentimos cómodos en este escenario de competencia”

Leer más

Los representantes de la terminales portuarias, por los cuales sale o entra más del 50 % de la carga de importación y exportación, señalan que esta disposición es contradictoria e incongruente con los objetivos del Gobierno y atenta contra la “garantía y respeto del marco legal y reglamentario con el que inversionistas nacionales y extranjeros han invertido en los puertos sustentados en un modelo de gestión portuaria previsto y reglamentado en la Ley General de Puertos”.

Los Puertos Privados agremiados en Asotep, entre ellos TPG, Bananapuerto, Fertisa, han invertido a la fecha aproximadamente $ 400 millones para desarrollar, con recursos propios, “sus propias infraestructuras, proveer equipamiento de primer orden y generar su clientela a través del servicio eficiente”.

De no eliminarse la referida disposición, las consecuencias inevitables, dice Asotep: atentado contra la inversión nacional y extranjera; creación de monopolio portuario en Guayaquil, pérdida de la competitividad del comercio exterior del Ecuador en los mercados internacionales