Largo puente vacacional

  Actualidad

Largo puente vacacional

Este Gobierno se ha preciado, entre otras obras que ha llevado a cabo, de haber hecho posible un muy eficiente plan vial a lo largo y ancho del país, con amplias carreteras, algunas de 4 y hasta 6 vías. Y en muchos de esos caminos (que no llevan al infierno, así los pavimenten de buenas intenciones) que usan los automotores, y hasta los que andan sobre dos ruedas, en ciclovías, se han tenido que construir puentes para de esta forma salvar correntosos ríos o profundos precipicios.

Pero, también se ha caracterizado el correísmo por haber impuesto durante su permanencia en el poder, la mayor cantidad de “puentes vacacionales”, como para que la maldición bíblica del “camello” no se cumpla a cabalidad y los ecuatorianos gocen de largos descansos que les permitan irse a las soleadas playas (ya que “en el mar la vida es más sabrosa”, como dice la canción”) o a escalar las altas sierras con sus encantadores paisajes, o a buscar el Oriente amazónico, desde donde nos enriquecemos con el “oro del diablo”, que ahora nos tiene endeudados por el “bajón” que soportó luego de cerca de un quinquenio de bonanza.

Estos “puentes” para el “dolce far niente” (perdón por la rima), según las declaraciones presidenciales, de los ministros y de otros funcionarios, sirven para colaborar activamente con la “industria sin chimeneas”, que es la manera de calificar al turismo, el cual significa una importante fuente de ingresos para buena parte de nuestra población, sobre todo hoteleros, faranduleros y hasta los propios empresarios del transporte, que ponen a funcionar sus unidades que es un contento. Digamos que con el “turismo interno” se posibilitan fuentes de ingreso para que la gente no ande protestando por el desempleo o subempleo, o por la falta de oportunidades para “ganarse unos dólares extras”.

Precisamente en este miércoles se inicia uno de los más largos puentes vacacionales de los que se han dado en el país. Y es que la población laboradora (incluidos los “pipones”) va a tener cinco días de descanso, cinco, lo que permitirá gran movimiento de turistas de uno a otro punto del país. Y los que se queden en sus ciudades podrán dedicarse a la lectura o a la bohemia. Escojan ustedes.

cazonf@granasa.com.ec