Actualidad

Protestar con “armas biologicas” es un delito

El Gobierno y la oposición se responsabilizaron mutuamente de esta y las demás muertes, en un conflicto que tiende a ser cada vez más violento y que complica aún más la situación de este país sumido en el colapso económico.

Protesta. Una bomba de heces impacta a un grupo de militares de la Guardia Nacional Bolivariana.

Vestidos de negro, con una enorme bandera venezolana y flores, opositores marcharon de nuevo ayer en Caracas contra el presidente Nicolás Maduro, en un clima de radicalización de las protestas que dejan 39 muertos en seis semanas.

“Basta de violencia, ni un muerto más”, decía un letrero que llevaba una joven en la manifestación realizada tras la muerte, el miércoles, de Miguel Castillo, de 27 años, quien recibió un disparo en una marcha de miles de opositores que derivó en fuertes choques con las fuerzas de seguridad.

El Gobierno y la oposición se responsabilizaron mutuamente de esta y las demás muertes, en un conflicto que tiende a ser cada vez más violento y que complica aún más la situación de este país sumido en el colapso económico.

“Nos están matando, pero no nos vamos a cansar, vamos a seguir en la calle hasta que el Gobierno caiga, aunque la represión sea peor”, afirmó Carlos Briceño, compañero del joven fallecido.

La gran novedad es que en esta ocasión los manifestantes acudieron pertrechados de “popotovs”, frascos rellenos de heces fecales, ya usados el pasado lunes en Mérida contra la policía. “Ellos nos lanzan gas, nosotros les respondemos con mierda”, aseguró a El Mundo uno de los protestantes.

El chavismo acusó de inmediato a la oposición de usar armas biológicas contra policías y militares. “El uso del arma bioquímica es delito, está completamente tipificado, tiene penalidades altas”, advirtió Marielys Valdez, inspectora general de Tribunales.

“El uso de las armas químicas, en este caso heces humanas y animales, generan consecuencias. Pueden extenderse a las aguas, contaminar terriblemente. Personas especialmente vulnerables, niños y ancianos, pueden contraer hepatitis o infecciones con bacterias”, agregó Valdez.

La oposición denuncia una “salvaje represión”, mientras que el gobierno de Maduro sostiene que sus adversarios promueven “actos terroristas” en las protestas. El Gobierno, por su parte, prosiguió ayer sus reuniones con diversos sectores que impulsan una Asamblea Constituyente, convocada por Maduro para “lograr la paz” y “derrotar a los violentos”.

Para hoy, la MUD alista otra marcha, esta vez encabezada por “abuelos”, con la meta de llegar a la Defensoría del Pueblo, a la que acusa de servir al Gobierno.