Una procesión que le toma la temperatura a la pandemia

  Actualidad

Una procesión que le toma la temperatura a la pandemia

Tras dos años, el Cristo del Consuelo volverá a convocar a sus feligreses en las calles.  Desde enero la Iglesia católica evaluó su realización

Semana Santa_Guayaquil_Cristo del Consuelo
Tránsito. La imagen del Cristo del Consuelo fue bajada del altar y colocada a un costado, a la espera del viernes.Ronald G. Soria

Si el feriado de carnaval fue considerado como la ‘prueba de fuego’ para identificar la real situación de la pandemia -así lo catalogó en su momento la ministra de Salud, Ximena Garzón-, la procesión del Cristo del Consuelo será entonces el catalizador para revisar las medidas de bioseguridad que se mantienen en el país a causa de la emergencia sanitaria por la COVID-19.

Tras dos años de suspensión de este acto masivo, quizá el de mayor dimensión en el país, con 27 cuadras de personas apiñadas, una junto a la otra, siguiendo una cruz, la posibilidad de convocar a los fieles en las calles este Viernes Santo requirió una revisión de varias semanas antes de ser aprobada. “En enero sondeamos con las autoridades del COE cantonal la posibilidad de realizar este año la procesión. Nos dijeron que sí era posible, tras revisar cómo estaban las cifras de contagios en ese momento. Fue entonces que decidimos iniciar los preparativos”, le comentó a EXPRESO el padre Alfonso Reyes, vicario parroquial del Santuario Cristo del Consuelo.

La decisión de la procesión se basó en la información que nos entregó los COE nacional y cantonal.


Luis Gerardo Cabrera,
Arzobispo de Guayaquil

El pico más alto en enero pasado, con la variante ómicron, con mayor fuerza de contagio, era de 8.488 casos por día y 58 muertes. Para el 17 de marzo, cuando el COE nacional, tras 15 días del feriado de carnaval, resolvió permitir el 100 % de aforo en las actividades al aire libre, la posibilidad de la procesión se confirmó.

SEMANA SANTA FERIADO

Supersticiones de Semana Santa: ¿Qué es verdad, qué es mito y cuál es el castigo?

Leer más

“Teníamos entonces luz verde para nuestra procesión”, recordó el padre Reyes. Algo que también lo confirmó este martes Allan Hacay Chang, secretario del COE cantonal. “El proceso de coordinación ya se daba año a año antes de la pandemia”. Esta vez se ha pedido que se difundan algunas recomendaciones: “Como el uso de la mascarilla... Que lleven hidratación (agua) y tratar de no llevar a personas vulnerables (si es así, no dejarlas en ningún momento)”.

El último reporte de contagios entregado por el Ministerio de Salud este martes menciona que hay 1.395 casos. El 2% del pico más alto en enero pasado.

Fernando Espinoza, director del centro de investigación de la UEES, considera que entre las “500 mil personas que irán a la procesión; o los 50 mil o 60 mil que fueron al estadio durante el último partido de la selección de Ecuador, no hay diferencia. Incluso, en el estadio, con los gritos, las celebraciones e insultos, hubiera sido más grave que en la procesión”.

Este investigador considera que mientras se respeten las normas de bioseguridad y exista una conciencia de corresponsabilidad, seguiremos como estamos. “No hemos tenido un aumento de contagios después del partido, tampoco luego del feriado de carnaval. Ni siquiera con variante BA.2 de ómicron”.

Monseñor Luis Gerardo Cabrera asegura que esta procesión hará el milagro de volver a acercarnos más a la normalidad. “La prueba de fuego fue el carnaval, pero gracias a Dios y a las vacunas los contagios fueron mínimos. La procesión será la confirmación de que esta es una pandemia bajo control, de que estamos bien”.

FQJ-L7AXsAk_hwF

¿Restricciones en Semana Santa? Se mantiene el aforo al 100 %

Leer más

Mascarillas

Tanto el COE cantonal como la Arquidiócesis de Guayaquil insisten en la obligación de que quienes asistan a la procesión del Cristo del Consuelo lleven mascarillas. Aún a pesar de que este evento es al aire libre. También se lo hace en vista de la imposibilidad de cumplir con el distanciamiento social.

Una suspensión

En esta nueva edición de la procesión se ha pedido por parte de la Iglesia católica que no se ejecuten las 14 paradas que tradicionalmente se han cumplido a lo largo de 60 años de historia de esta peregrinación, en recuerdo de las 14 estaciones del Viacrucis. De esta manera se busca atenuar la aglomeración.

Preparación

Cerca de tres meses dura la organización de este evento, que implica una inversión de 100 mil dólares por parte de la Iglesia. Un gasto relacionado con insumos, permisos y preparación de la carroza en la que viaja la imagen. Participan 10 estamentos de autoridades locales, como la Policía, Bomberos y Cruz Roja.