Actualidad

El primer centenario

Un año después de la independencia de Guayaquil en octubre de 1820, la Junta Superior de Gobierno, integrada por Olmedo, Ximena y Roca, que había sido conformada en noviembre de ese mismo año y que administró a la ciudad hasta 1822, expidió un decreto en el que indicaba: “Todos los pueblos, en todas las edades, han procurado perpetuar, con monumentos y fiestas públicas, las épocas memorables de su historia. Renovada anualmente su memoria de los grandes sucesos, ni la antigüedad debilita, ni el tiempo borra las primeras impresiones producidas por el pueblo por acontecimientos que prepararon el día de su libertad. Así, el pueblo de Guayaquil anhelaba por transmitir a la posteridad la gloria del más fausto, del más feliz, que recuerda aquel día en que sacudiendo el antiguo yugo, se proclamó independiente el 9 de Octubre de 1820. Y el Gobierno, unánime con el voto público, decreta: artículo 1. El día 9 de Octubre será para siempre feriado, en toda la Provincia”.

No fue sino hasta el 16 de octubre de 1915 cuando por Decreto Legislativo se declaró al 9 de Octubre Fiesta Nacional. Se establecía que para los festejos se construiría la Plaza del Centenario de Octubre y que se podría constituir una Junta para el manejo del proyecto. Se indicaba: “Que la revolución operada en Guayaquil el 9 de Octubre de 1820, no solo aseguró la Independencia de las secciones que componía la antigua Real Audiencia de Quito, sino que contribuyó poderosamente para la de otras del Continente Americano”.

En 1916 el Concejo Cantonal de Guayaquil considerando: “Que estando próximo a cumplirse el centenario de esa gloriosa fecha, se presenta brillante ocasión para preparar una festividad extraordinaria, digna de Guayaquil y de sus preclaros libertadores” creaba la “Junta Patriótica para la celebración del Centenario del Nueve de Octubre”. El 22 de noviembre de ese mismo año, se instalaba la Junta que encargó al guayaquileño Luis Alberto Carbo Noboa y al venezolano Francisco Manrique el desarrollo de un proyecto de reforma urbana orientado a mejorar la imagen sanitaria y estética de la ciudad.