Actualidad

Al presidente Lenín Moreno le habría gustado gobernar a “un mejor pueblo”

Reveló que pensó en renunciar. Contó por qué se desencantó del socialismo del siglo XXI. Sería el último viaje antes de transferir el poder

Moreno- Miami- foro
Discurso. El presidente Lenín Moreno habló de la estrategia que aplicó en Ecuador para dejar atrás las prácticas del socialismo del siglo XXI.Cortesía

En algún momento se asustó y en otros le habría gustado tener mejores mandantes. El presidente Lenín Moreno confesó ayer que pensó hasta en renunciar a la Presidencia de la República, al ver la “situación desesperante” en la que se encontraba el país cuando asumió en mayo de 2017.

La revelación surgió en el Interamerican Institute for Democracy, ubicado en Miami, al que fue invitado para ser el orador principal del foro ‘Defensa de la democracia en las Américas’, en donde contó el proceso para recuperar, según el mandatario saliente, los valores democráticos en Ecuador.

Petro

El régimen especial perdió peso en el gobierno central

Leer más

Reiteró que lo que recibió de Rafael Correa fue una emboscada económica, política y social. “Encontré una situación desesperante, una deuda completamente abultada que ni el presupuesto de Educación, Salud y una buena parte del presupuesto de Seguridad alcanzaba para cubrirla”, contó a los exmandatarios y al secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, presentes en el evento.

Pese a aquello, Moreno decidió continuar en el poder con el único objetivo de cambiar la situación y desmontar toda la estructura que había montado el socialismo del siglo XXI en Ecuador, dijo.

Moreno, que dejará su mandato con el 4 % de credibilidad y 6 % de aprobación, según Cedatos, también contó una anécdota en referencia a los cuestionamientos internos a su gestión. Una persona le habría dicho que ojalá el país tuviera un mejor presidente. “Yo le dije que ojalá yo tuviera un mejor pueblo, también”.

Eventualmente, este sería el último desplazamiento de Lenín Moreno como presidente, antes de entregar al mando a Guillermo Lasso el 24 de mayo próximo. El viaje a Estados Unidos, país que más ha visitado en estos cuatro años, generó varias críticas por la situación que vive el país por la crisis económica, agravada por la pandemia de COVID-19. La delegación oficial, que prevé retornar el viernes, está conformada por siete personas.

Desde que asumió la Presidencia, Moreno ha decretado 30 comisiones de servicio para trasladarse fuera del país. Además de Estados Unidos, el Reino de España y Chile fueron los destinos que más se repitieron en este periodo. No existe un dato exacto sobre el costo que ha tenido cada desplazamiento específico del mandatario y sus comitivas, pero entre 2017 y 2020 el ítem viáticos y subsistencias en el exterior suma 1,3 millones de dólares.

Moreno y Lasso

Austeridad, una promesa que se cumplió a medias

Leer más

Sebastián Mantilla, director del Centro Latinoamericano de Estudios Políticos, considera que la mayoría de viajes que ha hecho Moreno durante su mandato dan la sensación de no haber tenido los efectos o el impacto que se esperaría de este tipo de visitas. “Algunas dan la impresión de que fueron improvisadas, forzadas y poco planificadas como parte de una estrategia de país”, opinó.

Sin embargo, el especialista rescata algunos viajes de Moreno en este tiempo: cuando se reunió en Washington con el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump (febrero de 2020), y los que ha hecho a los países vecinos con el objetivo de que Ecuador sea aceptado en la Alianza del Pacífico.

Romo habló de octubre

La exministra de Gobierno María Paula Romo también participó de este foro para hablar de los retos y peligros de la democracia en la región.

La exfuncionaria recordó las violentas protestas de octubre de 2019. Defendió el trabajo de la Policía Nacional y Fuerzas Armadas y dijo que indígenas y correístas se venían preparando mucho antes de octubre para “incendiar el país”.