Actualidad

Guillermo Lasso asiste a la ceremonia de cambio de mando de la cúpula militar

El acto se desarrolla en la Escuela Superior Militar Eloy Alfaro, en el norte de Quito 

Guillermo Lasso
Ceremonia. El presidente Guillermo Lasso asistió a la ceremonia de cambio de mando de la cúpula militar.Cortesía

Aviones y helicópteros militares sobrevolaron durante la ceremonia de cambio de mando de la cúpula militar que se desarrolla en la Escuela Superior Militar Eloy Alfaro de Parcayacu, en el norte de Quito.

covid

El presidente Guillermo Lasso anuncia la adquisición de seis millones de vacunas de la monodosis CanSino

Leer más

El acto cuenta con la presencia del presidente Guillermo Lasso, en el primer acto militar al que asiste tras su posesión el pasado 24 de mayo. 

En la ceremonia participaron los miembros del alto mando saliente: Luis Lara, Rafael Poveda, Washington Buñay y Gustavo Agama. Los oficiales fueron reemplazados por el almirante Jorge Cabrera como nuevo jefe del Comando Conjunto, el general Fabián Fuel comandante del Ejército, el contralmirante Brumel Vásquez comandante de la Armada y Giovanny Espinel comandante de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE).

Además del presidente asistieron el ministro de Defensa Fernando Donoso, el vicepresidente Alfredo Borrero, entre otras autoridades.

Hubo homenaje y condecoraciones a los oficiales salientes que han permanecido más de 40 años en las filas militares. 

Inseguridad en PArque (33361503)

El parque Centenario no está en el radar del turista

Leer más

Luis Lara, exjefe del Comando Conjunto dijo que entrega unas Fuerzas Armadas cohesionadas y operativas. Su sucesor señaló que las FF. AA. están listas para cumplir con los requerimientos de la patria.

Los oficiales entrantes y salientes pasaron revista a las tropas presentes en el patio de ceremonias. Luego, los excomandantes salieron del Campo de Marte. Al momento la ceremonia continúa con los discursos de ley.

Antes de irse, Luis Lara felicitó al presidente Guillermo Lasso y deseó éxitos en la gestión. Mencionó que oscuros intereses políticos han atentado contra la tranquilidad de los ecuatorianos. La insurgencia interna es una de las mayores amenazas para la integridad de la nación, añadió. A ellos se suman el narcotráfico, minería ilegal y tráfico de personas, dijo. Pidió que se invierta en defensa que implica paz, seguridad y confianza.