Actualidad

“La pregunta es: ¿cuándo el Gobierno hará el sacrificio?”

Guillermo Lasso. Líder del movimiento CREO. Excandidato presidencial en las elecciones del 2013 y 2017 y precandidato para los comicios de 2021.

_MG_1839
Guillermo Lasso aspira a participar por tercera vez consecutiva a la Presidencia de la República.CORTESÍA

Abre la puerta de su casa... pero virtualmente. El confinamiento obligatorio por la emergencia del coronavirus impide que esta conversación sea cara a cara, pero ahora con las aplicaciones tecnológicas es posible conversar desde lejos y que parezca que se está cerca. El líder del movimiento CREO, Guillermo Lasso, conversó con EXPRESO sobre el futuro de los proyectos de leyes presentados por el Ejecutivo a la Asamblea Nacional para enfrentar la crisis y poscrisis del coronavirus. También de otro aspecto que ocupa gran parte de su tiempo ahora, el fideicomiso Salvar Vidas.

romo muerte cruzada

Coronavirus: La advertencia de 'muerte cruzada' para adelantar elecciones tiene inconvenientes prácticos

Leer más

¿Cómo ve el panorama de los proyectos de Ley de Apoyo Humanitario para Combatir el COVID-19 y de Ley de Ordenamiento para las Finanzas Públicas en la Asamblea: favorable o no tan favorable?

Esta es una crisis sin precedente en los últimos 100 años. Lo más grave es que no solamente golpea al Ecuador, sino al mundo entero. Por lo tanto, es una crisis que nos debe llamar a una profunda reflexión con sentido de responsabilidad frente al futuro del país. Hay que tener claro que de esta crisis no vamos a salir sin que nos cueste a esta generación. Tiene que costarnos a los que más tenemos y hay que ser muy claro en eso, porque no se puede golpear a quienes menos tienen.

Interpreto entonces que ve un panorama favorable en la Asamblea frente a estos proyectos...

Debería haber un panorama favorable en todo el Ecuador. Lo que hace falta en este instante es el liderazgo del presidente (Lenín Moreno), quien debería convocar a la unidad de todos los líderes políticos, sociales y empresariales del Ecuador. Tiene que sentarnos en una mesa, con una agenda determinada y un objetivo claro. Nadie se levanta hasta llegar a un acuerdo consensuado.

¿Y luego qué?

Debemos de reconocer que aquí hay fundamentalmente tres actores que tienen que sostener esta crisis. El primero es el Gobierno que tiene que convencernos de que está haciendo ahorros importantes. Tiene que cuantificarlos y tiene que decidir el procedimiento para que esos ahorros vayan directamente a Salud y también al Bono de Desarrollo Humano para poder atender las necesidades de los sectores más vulnerables del Ecuador. En segundo lugar, hay que tener claro que aquí tenemos que aportar las personas. Los que más tenemos, tenemos que aportar más. Y esta crisis nos va a costar, sí, sin duda alguna, pero es mejor que enfrentemos esta realidad lo más pronto posible y no estemos postergando decisiones importantes. En tercer lugar, las empresas. Seamos sinceros, hoy las empresas están en hibernación. No están vendiendo, no están cobrando. Por lo tanto, no se le puede pedir a las empresas aportes extraordinarios en este momento, ya que tienen que pagar sueldos, aportes al Seguro Social e impuestos regulares que ya existen.

Soy un demócrata. Soy o pretendo ser un republicano y por lo tanto respeto los ciclos de Gobierno. El Gobierno tiene que terminar su mandato el 24 de mayo del 2021.

Guillermo Lasso

La realidad es que se están perdiendo empleos actualmente. ¿Cómo se los salva frente a ese panorama que usted describe?

Richard Martínez en la Asamblea

Ley de Finanzas Públicas: estos son cinco cambios que propone el proyecto

Leer más

Divido este problema en tres objetivos: salvar vidas, salvar empleos y salvar la economía. Y estos hay que acometerlos en el mismo momento, es decir, sin postergar el uno al otro. ¿De qué manera salvamos empleos? Consiguiendo líneas de créditos internacionales. El Gobierno tiene que conseguir líneas del Fondo Monetario, del BID, del Banco Mundial. Lo están haciendo todos los países. Lo necesita Ecuador para al menos 1.000 millones de dólares, al menos, colocarlos en la Corporación Financiera Nacional y de ahí dar los créditos para que las empresas paguen sueldos, aportes al Seguro y los impuestos. Evitar la interrupción de la cadena de pagos. Estos créditos tienen que ser a diez años plazo, un solo pago después de diez años y tienen que ser computables con un crédito subordinado, es decir, contabilizado en el patrimonio de la empresa. Porque si en diez años no lo paga, la CFN podrá convertir ese crédito en acciones de esa empresa. Pero eso será después de diez años. A ver qué sucede. Ahora, que la empresa tenga liquidez y tenga solvencia para que cuando termine la pandemia pueda prender el motor del sector productivo y puedan recibir créditos de la banca privada, el capital de operación a mediano plazo para poder reactivar el aparato productivo.

Usted dijo: “El Gobierno tiene que convencernos”. ¿Hay desconfianza en el Gobierno?

Este no es un sentir de los políticos, sino de los ciudadanos. Son ellos los que piensan que cada vez que el país tiene un problema es muy fácil que el Gobierno pase el sombrero y que lo paguen los ciudadanos y las empresas. La pregunta es cuándo va a pagar el Gobierno. Cuándo el Gobierno tiene que hacer el sacrificio que éticamente, moralmente debe de hacer para lograr una contribución no solo de los ecuatorianos, sino también del mundo externo... Cuando lo haga generará respetabilidad afuera... Esto es indispensable en este momento de crisis, pero penosamente lo que yo sí reclamo es liderazgo del presidente. Tanto liderazgo interno para llamar a la unidad como liderazgo externo para convocar los recursos que hoy necesita el Ecuador.

¿Es el momento para retomar el debate de eliminar los subsidios a los combustibles?

Definitivamente que sí. Por una razón fundamental: el precio del petróleo está en 20 dólares y eso hace que el valor de los combustibles en el exterior hoy esté más barato que en el Ecuador. Es el momento de llevar a cabo la modernización del sector de los combustibles, manteniendo el subsidio al gas de uso doméstico.

En Salvar Vidas hemos recaudado nueve millones de
dólares en donaciones comprometidas. De esos, hemos recibido en efectivo cerca de 7,3 millones.

Guillermo Lasso

El fideicomiso Salvar Vidas ha logrado recaudar importantes aportes en efectivo. ¿En qué se han destinado?

Hemos invertido en comprar medicamentos, insumos y equipos. El Plaquinol lo hemos comprado y lo vamos a distribuir gratuitamente para los pacientes hospitalizados y con previa prescripción médica. Hemos comprado equipamiento médico como mascarilla quirúrgica, mascarilla N95, guantes, gafas y todo lo que es la ropa para evitar el contagio. Y en materia de equipos hemos logrado comprar 5.000 respiradores de un solo uso. También hemos comprado equipos como respiradores de alta complejidad, aquellos que se utilizan en los cuidados intensivos.

¿Existe coordinación con el fideicomiso que integra el exalcalde Jaime Nebot para que la ayuda llegue más equitativamente?

zevallos

Coronavirus: Ministro de Salud pide a Viteri que formalice sus solicitudes

Leer más

Estamos absolutamente abiertos para colaborar con todas las iniciativas público y privadas. Hace dos semanas llamé a la alcaldesa de Guayaquil (Cynthia Viteri) y tuve un diálogo muy fluido y me puse a las órdenes. El fideicomiso Salvar Vidas ha comprado 200 camas clínicas que se las entregaremos al Municipio para amoblar la antigua maternidad Enrique Sotomayor. Tenemos reservados equipos de alta complejidad para la Unidad de Cuidados Intensivos de la misma maternidad y también respiradores de un solo uso. En este instante no estamos viendo ninguna bandera política, ni color de piel, ni credo.

¿Cómo analizaría el trabajo del Gobierno en cuanto al manejo de la crisis sanitaria?

Con mucho gusto le voy a responder esa pregunta, pero más adelante. No es el momento de ponernos a evaluar qué hizo uno u otro mal. En su momento daremos nuestra opinión y se generarán probablemente debates. Hoy concentrémonos en salvar vidas... Ya llegará el momento de la crítica.

Es la crisis que nos ha tocado vivir y tenemos que actuar con altura. Aspiro a que, cuando lean la historia del Ecuador de 2020, digan que esta generación actuó con responsabilidad y no pateando el problema.

Guillermo Lasso